INJUSTICIAS DE LA NACIÓN

Cristina no paga a los jubilados, y menos si son cordobeses

La Nación le adeuda dinero a Córdoba, y hasta había incluyó la previsión en el Presupuesto Nacional. Pero se ha gastado el dinero en otras asignaciones que puede modificar en el marco de la Emergencia Económica. Entonces -quizá para ganar tiempo y esperar que así transcurra el ejercicio fiscal- decidió instalar el debate por el cálculo del haber jubilatorio y reclama topes.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgentee24). El Estado Nacional tiene un gasto público fuera de control, que financia con inflación, Banco Central y el dinero de los jubilados.
 
La Corte Suprema de Justicia pidió a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) que en un plazo de 30 días informe sobre el cumplimiento de sentencias en juicios iniciados por jubilados.
 
La ANSeS adeuda mucho dinero a los jubilados que no paga porque destina esos recursos a las necesidades del gasto corriente del Ejecutivo Nacional.
 
El director ejecutivo de la ANSeS, Diego Bossio,respondió a la Corte Suprema que "en el 1er. semestre de este año, se canceló más deuda previsional que en los dos primeros de 2010 y 2011". 
 
Pero, al parecer, el Gobierno no revertiría su decisión de otorgar el 82% móvil. 
 
Es interesante: Cristina no puede cumplir con el 82% móvil pero no quiere pagar el costo político de modificar la ecuación aunque sí le estaría exigiendo a las provincias que lo hagan.
 
Así Cristina repite lo que procura con el ajuste fiscal: que Buenos Aires lo ejecute cuando debería liderar el procedimiento la Nación, que se niega a pagar costos.
 
Cristina se comporta en todo así: no quiere que se emitan billetes $ 200 y$ 200 para no reconocer que hay inflación, pero no se decide a bajar la inflación.
 
Y Cristina no acepta reconocer que ha dilapidado las reservas del Banco Central y precisa una emergencia cambiaria, sino que instala un discurso de pesificación (imposible con semejante inflación). 
 
En el caso del dinero de los jubilados, la decisión es mantener el no pago de lo contemplado en la legislación vigente.
 
Pero con Córdoba hay un escenario en particular.
 
El gobernador José Manuel De la Sota advirtió, desde la radio Cadena 3, mientras recorría la Feria de Caminos y Sabores: "No estamos teniendo los resultados que queremos (con la Nación). Pero los cordobeses somos pacientes, aunque firmes. Queremos defender los intereses de los habitantes de esta provincia, y yo siempre creo en el diálogo".
 
¿Qué reclama Córdoba desde hace mucho tiempo?
 
$ 1.040 millones por recursos no girados a lo largo de 2011 para cubrir el rojo de las jubilaciones y pensiones.
 
$ 200 millones por planes de viviendas que en su momento anunció la Nación, pero construyó la Provincia.
 
$ 300 millones por obras públicas comprometidos por el Ministerio de Planificación Federal.
 
Sin embargo, Juan Manuel Abal Medina (h), jefe del Gabinete de Ministros de la Nación, dijo que Córdoba ha recibido $ 1.770 millones por el Fondo Federal Solidario. Ridículo: el FFF se integra con las retenciones a la soja, aportadas en su mayor parte por los productores de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.
 
Y para no pagar sus obligaciones con la Caja de Jubilaciones, la Nación intenta imponerle a Córdoba modificaciones al régimen.
[ pagebreak ]
Daniel E. Alonso en el diario La Voz del Interior, de la ciudad de Córdoba, explicó un informe interno que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) realizó sobre el sistema previsional de Córdoba, exigiendo a la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros de la Provincia, cambios para que la situación no se deteriore en 2 años (el déficit 2012 sería de $ 1.600 millones):
 
"(...) hasta ahora, la Nación apuntaba sus cañones a dos puntos: el cálculo del haber inicial y la movilidad. Ahora también habla de fijar “topes máximos de aportes y de beneficios para los trabajadores nuevos que ingresen al sistema”.
 
Ese mecanismo existe en el régimen nacional y se actualiza dos veces al año, junto con el índice de movilidad.
 
¿Qué significa? Que, por un lado, los activos aportan al sistema previsional el 11 por ciento de su salario, pero con un tope, que desde marzo pasado quedó en 19.070,55 pesos mensuales.
 
Después de esa frontera salarial, no se les practican descuentos para la jubilación. La contracara es que, cuando sean pasivos, no podrán aspirar a haberes mayores que el establecido como jubilación máxima, hoy en 12.359,39 pesos.
 
En Córdoba, los aportes jubilatorios de los activos estatales son más altos: 18 por ciento para todos, salvo policías y jueces, con 22 por ciento, aunque estos últimos cobran un no remunerativo que equivale a la diferencia entre el esquema provincial y el nacional.
 
Pero no hay topes en los salarios en relación con los aportes. Y en el universo pasivo, la limitación es endeble. “Es un tope trucho”, reconoció un funcionario de la Caja.
 
Sólo se aplica un descuento de hasta 10 por ciento a los haberes que superan los 16.800 pesos, que es el 82 por ciento de la remuneración bruta del gobernador.
 
La Anses puso en números ese punto. El 92 por ciento de los pasivos cordobeses cobra menos de 12 mil pesos y el 7,9 por ciento goza de haberes por encima de esa línea.
 
Pero las erogaciones para este último grupo equivalen al 20,6 por ciento del gasto previsional total.
 
El porcentaje coincide prácticamente con el nivel del déficit de la Caja, que cerró en 18 por ciento en 2011. ¿Casualidad o causalidad?
 
Según los cálculos realizados por la Nación, la incidencia del pago de prestaciones “con haberes máximos a los del orden nacional le implica a la Caja de Jubilaciones de Córdoba 465 millones de pesos de mayor gasto”. (...)
 
Los funcionarios locales relativizan el planteo y aseguran que los propios técnicos de la Anses admiten que el índice nacional no tiene lógica para ser aplicado en Córdoba, ya que ese ente se nutre de aportes e impuestos, lo que no ocurre en Córdoba, al menos en los papeles, puesto que en la práctica, la Provincia ha derivado recursos del Tesoro para sostener el déficit.
 
En ese punto, desde Córdoba ofrecen números: indican que entre 2010 y 2011, la movilidad nacional acumulada implicó un alza de 73,4 por ciento, mientras que en la Caja local fue de 50,9 por ciento en el mismo período.
 
Según la Anses, “la Provincia propone bajar los aportes personales siete puntos porcentuales y subir en la misma proporción las contribuciones patronales”.
 
De esa forma, la movilidad crecería siete puntos porcentuales menos que los recursos, pero en la Nación concluyen que ese plan “sólo tendría impacto el primer año”. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario