CORINTHIANS CAMPEÓN DE AMÉRICA

A Boca se le cayó lo de la 'Triple', la 'Doble' y ahora, ¿a los botes?

Corinthians hizo historia de la grande porque no sólo que se coronó por primera vez, sino que lo hizo como invicto. Con goles de Emerson en el complemento, el equipo brasilero ganó cómodamente 2-0 y 'mancilló' el orgullo 'xeneize' que ahora ve muy complicado su semestre.

Por FABIO MARIO TALARICO

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Las estadísticas en lo previo dieron para todo. Se entregó como dato que Julio Falcioni nunca había ganado una Libertadores como jugador y vaya si había participado en estas instancias.

También que Tité jamás había perdido con equipos argentinos dirigiendo brasileros, lo mismo que Boca jugando en finales ante estos. Y menos en territorio visitante.

Hubieron en lo previo datos para todos los gustos aunque la historia con el diario del lunes se escribió de una manera. Corinthians hizo historia de la grande porque no sólo que se coronó por primera vez, sino que lo hizo como invicto. Un logro que sólo ostentan pocos equipos.

El partido fue deslucido en la primera parte. Los dos se respetaron o mejor dicho, jugaron con el freno por el miedo al error. Nunca pareció desde lo deportivo (no así en las gradas en el comienzo) que Boca estaba jugando en tierra hostil. Siempre hay una primera vez...

Casi nunca aprovechó en el primer tiempo la condición de local, el especulador Corinthians que buscó más el error de Boca que la virtud propia.

Se puede contabilizar sólo una jugada peligrosa en favor de Corinthians en la primera mitad y fue recién pasada la media hora. Emerson, el jugador más peligroso de los brasileros, le ganó en velocidad a Schiavi por izquierda y cruzó un centro que Clemente cortó antes de que llegara Enrique.

El arquero Sosa no llegaba (el uruguayo entró en reemplazo de Orion que salió lesionado a los 27') y la jugada pudo traer mucho peligro en caso de que no llegara a cruzar el lateral de Boca, Clemente.

Del lado de Boca, poco. Casi nada. Nunca se soltó por los laterales y quedó limitado a la zona interna donde siempre ganaron los marcadores locales ante los intentos de Boca cuando generó juego. Generar es una forma de decir, claro.

No hubo mucho para destacar de la primera parte en la que los locales mostraron algo levemente superior al menos por tenencia y por la zona en donde se desarrolló la mayor parte de las acciones. Y esto se dio en campo de Boca que se defendió más de lo que atacó. Diga que a Corinthians no le sobró mucho para poder quebrar a la zaga de Boca Juniors.

El partido, por suerte para el espectador, se rompió a los 8' con el gol de Emerson. Corinthians pasó a ganar con una pelota detenida que mezcló fortuna con la categoría de los brasileros. En el final de la jugada, gran taco de Danilo y buen definición del goleador.

Boca se desesperó con el gol y salió a buscar pero desordenado. Algo que empezó a aprovechar el equipo local porque contó con espacios y porque ganó en confianza. Falcioni se jugó el todo por el todo ante la situación y mandó a Cvitanich a la cancha en lugar de Ledesma.

Boca perdía gente en el medio y los avances de los brasileros se hacían cada vez más peligrosos ante el desconcierto de Boca. Encima Tité amagó con mandar adentro a Romarinho con muchos huecos para aprovechar. Menos mal que Tité no lo hizo... Para Boca con Emerson fue demasiado.

La primera clara del partido que tuvo Boca, fue a a los 26' del complemento también con pelota detenida. Caruzzo cabeceó y Cassio detuvo bien. Pero el problema fue que en la contra, Emerson quedó sólo y se fue hasta las narices de Sosa que fue sometido con el remate bajo. 2-0 para Corinthians a los 27' y la serie quedó liquidada.

Primero porque Boca se mostró impotente y porque Corinthians había recibido pocos goles de local en esta Copa. Para ser precisos uno sólo y lo hizo Neymar. ¿Boca le iba a meter 3 jugando así?.

El resto del partido fue un padecimiento para Boca. Los arranques de Emerson, la figura de la serie por lo sumado en la Bombonera, fue un castigo para la alargada y lenta defensa del equipo de Falcioni. Estaba más apostar cuantos goles podía anotar Corunthians que pensar en que Boca podia acomodar el resultado.

En este caso, se desvirtuó aquello de la experiencia y todo lo que dice en este sentido cuando se presume en lo previo. Corinthians, novato en estos temas, fue el que se quedó con la gloria y se dio el lujo de bajar a un copero como Boca.

La virilidad 'xeneize' se ve afectada y le tocó festejar esta vez a un equipo brasilero. La Copa se queda en Brasil, sólo que se trasladará de lugar. De Santos pasa a San Pablo mientras Boca tendrá que atravesar momentos aciagos.

La verdad, independientemente del resultado que muchas veces puede ser un accidente, Boca no estuvo a la altura de las circunstancias y quedó frustrado en su obejtivo principal. Habrá que esperar el transcurrir de las horas para ver como se mueven las fichas por el lado de los de la Ribera... ¡Uhm!...

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario