ROSARIO MASTICA BRONCA

San Martín de San Juan también es de 1ra.

San Martín y Rosario Central volvieron a empatar 0-0, esta vez en San Juan, y la ventaja deportiva le otorga al equipo cuyano la posibilidad de seguir en Primera. Central, mastica bronca. Una vez más tendrá que encarar por tercer año seguido el duro camino del ascenso para soñar con el regreso.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) San Martín, dueño de casa y con ventaja deportiva, cerró ayer los ojos deseando continuar en la máxima categoría. Central, en cambio, se durmió imaginando su regreso a Primera después de dos años militando en la segunda división.

A pesar del pésimo estado del campo de juego en San Juan, los equipos jugaron un entretenido partido. En el primer tiempo San Martín fue superior a Rosario Central pero no le pudo sacar la ventaja tranquilizadora.

Cabe destacar que el choque de ida en Rosario terminó 0-0 y que un sólo gol ponía transitoriamente a los 'canallas' en zona de ascenso. Por eso fue riesgoso para San Martín estirar el juego sin goles mucho tiempo y por este mismo motivo salió a buscar el resultado.

El equipo de Pizzi, a pesar de la necesidad, casi no inquietó al arquero sanjuanino, Ardente. Rosario no gravitó en ofensiva con Medina y Castillejo y por eso los rosarinos no tuvieron poder de fuego.

San Martín dominó la cancha y pudo incomodar a Rosario con pelotas cruzadas y detenidas. Tal el cabezazo que sacó el arquero García cuando la pelota tenía destino inexorable de gol.

Rosario tuvo una ocasión sóla, pero fue inmejorable. Increíble el gol perdido por el goleador Gonzalo Castillejos. A un metro de la línea de meta no pudo ajusticiar a Ardente porque éste evitó el gol de milagro.

La primera mitad fue cediendo intensidad con el correr de los minutos y los dos pesaron en barajar y dar de nuevo. Para esto era imperioso llegar al descanso sin sobresaltos y por eso el juego se hizo grotesco en los instantes finales del primer tiempo.

En el complemento, decididamente Rosario jugó mejor y tuvo las mejores chances de abrir el marcador. Basta recordar el derechazo de Toledo que reventó el vertical izquierdo de Ardente cuando ya estaba vencido. Y ya que hablamos del arquero, destacar que en media hora había resuelto un par de bolas más que comprometidas.

El elenco de San Juan apostó al contragolpe y de esta forma puso en peligro el resultado y el futuro. Se vio superado por el rival y eso fue lo que le resultó más fácil. Y eso que los locales a esta altura jugaban con un jugador de más por la expuslión de Alderete por doble amarilla.

El partido entró en zona de infarto y todo pudo suceder. Fueron y vinieron y los nervios hicieron mella en los jugadores. Penco tuvo una ocasión inmejorabla para cerrar la serie en favor de San Martín pero el arquero García impidió la caída de la valla de Central. Final de locos.

Emotivo. Vibrante. Pero nada cambió. El partido se fue escapando y con él la chance de Central de volver a Primera. Tal como le pasó a Instituto, Central, estará lamentando las chances que tuvo y que dejó escapar.

 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario