UNA RESPUESTA A LOS MUROS ARGENTINOS

Tras el contraataque de Brasil, hay 300 camiones varados en Misiones

Por las trabas aplicadas por Brasil, hay 300 camiones varados en Misiones. Oficialmente, afirman que son para "monitorear" el flujo de bienes procedentes de nuestro país. Extraoficialmente, son un espejo de los muros levantados por el Gobierno de Cristina Fernández.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Alrededor de 300 camiones cargados con mercadería perecedera permanecen varados en la localidad misionera de Bernardo de Irigoyen al no poder ingresar a Brasil.

El gobierno de Dilma Rousseff implementó trabas a los alimentos y productos argentinos, lo que generó una fila de 7 kilómetros de vehículos en la localidad misionera de Bernardo de Irigoyen, que no pueden ingresar al vecino mercado.

Se estima que los camiones podrían permanecer allí de 8 a 10 días más hasta lograr la autorización, según informó el diario 'Ámbito Financiero'.

Uno de los transportistas varados sostuvo: "Esto es una locura". Se refirió así al referirse a las demoras en el ingreso de mercaderías a Brasil. "Yo traigo cebollas, y no puedo estar mucho, se arruina la carga, siempre hubo filas en Irigoyen, pero ahora con nuevas restricciones es peor", remarcó.

En este contexto, los lugareños se quejan por los "ruidos molestos" y un inusual "movimiento nocturno" que altera los ritmos de descanso de los vecinos de la zona, así como también por la falta de baños y los desperdicios que dejan los transportistas en la vía pública.

# El contraataque

Brasil respondió de modo recíproco a la trabas a la importación que Argentina impuso a alguno de sus bienes de exportación. El país vecino decidió aplicar licencias no automáticas a distintos tipos de quesos, vinos, frutas secas, uvas, papas, manzanas, peras y harina de trigo de origen local.

La medida obliga a los exportadores argentinos a pedir licencia previa para ingresar estos productos perecederos a suelo brasileño y puede demorar hasta dos meses.

La medida había sido escuetamente anticipada el 14 de mayo pasado , en la víspera de la visita del canciller Héctor Timerman a Brasilia.

El primer coletazo de estas trabas impuestas por Brasil se sintió el lunes en la localidad bonaerense de Balcarse, cuando la productora de papas congeladas McCain debió paralizar todas sus líneas de producción a raíz de que sus cargamentos buenos frenados en por las autoridades brasileñas.

Recién este martes se conoció la Secretaría de Comercio Interior hará gestiones para reubicar la producción de esta empacadora de origen canadiense, que se comprometió a reabrir mañana.

La implementación de trabas que realizó Brasil fue, por lo menos, sorpresiva. El 15 de mayo, Timerman y el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, habían acordado con el gobierno brasileño resolver los problemas comerciales bilaterales en un plazo de 120 días. En ese tiempo se habían comprometido a clarificar las diferencias.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario