PARITARIA CAMIONERA

Cambió el escenario y Moyano quiere ahora el 30%

La paritaria del gremio que conduce el hijo del titular de la CGT, Pablo Moyano, vence el 30 de junio, y en los próximos días comenzarán las negociaciones. Hasta el año pasado, esta paritaria fue la referencia que el Gobierno de Cristina Fernández utilizó para las negociaciones de los gremios más importantes. Y era común que el acuerdo sea firmado en la Rosada por el propio Hugo Moyano, en presencia de la Presidente. Pero las diferencias, cambiaron radicalmente el escenario: este año, el Gobierno usó las negociaciones de la UOM como paritaria testigo, y el propio Moyano se rió en público: "Los camioneros por ese porcentaje no vamos a firmar".

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El propio Hugo Moyano lo anticipó la semana pasada, cuando casi que se burló en público del 23% de aumento logrado por la UOM. "Los camioneros por ese porcentaje no vamos a firmar", sostuvo el titular de la CGT, y máximo referente de Camioneros.

Por eso, no es extraño que el gremio que conduce Pablo Moyano se prepare para reclamar un incremento del 30%, y una compensación por el descuento que el Estado les hace por el impuesto a las Ganancias, que sería de entre $3.000 y $4.000. Las negociaciones comenzarían en los próximos días, ya que la paritaria vence el 30 de junio.

Desde que estalló la disputa entre Moyano y el gobierno nacional, en varias oportunidades el gremio de Camioneros salió a la calle a mostrar el "poder de fuego" ante conflictos particulares. Y esa presión comenzaría a visibilizarse nuevamente si es que la negociación no prospera.

Pese a que la actividad es difusa a la hora de establecer concretamente los salarios, se estima que el sueldo mínimo de un camionero es de unos $7.000. 

Hasta el año pasado, la paritaria de Camioneros fue la referencia que el Gobierno utilizó para las negociaciones de los gremios más importantes. De hecho, era común que el acuerdo sea firmado en la Casa Rosada por el propio Hugo Moyano, en presencia de la presidente Cristina Fernández. Pero las diferencias que surgieron a partir de octubre pasado cambiaron radicalmente el escenario.

Este año, el Gobierno optó por usar las negociaciones de la UOM como paritaria testigo, con el fin de establecer un límite para el resto.

La semana pasada, después de algunas medidas de fuerza, el sindicato que lidera Antonio Caló alcanzó un acuerdo que establece un aumento del 23%.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario