BOCA 0 - VÉLEZ 0

No festejó ninguno (pero sí lo hizo Newell's)

Boca y Vélez, desgastados en parte por la Copa, no se sacaron ventajas en la Bombonera. A pesar de contar con un hombre de más durante todo el complemento, Vélez no consiguió sacar ventajas y no pudo quebrar a su rival que quedó complicado con la expulsión de Roncaglia a los 40' del primer tiempo.

Por FABIO MARIO TALARICO

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Trabado, parejo y sin grandes luces. Del lado de Boca con todo lo mejor disponible en cancha, aunque de la vereda velezana con el 'Burrito' Martínez en el banco. Este, el jugador más desequilibrante del plantel de Liniers. Una diferencia importante en el arranque del partido para señalar, a pesar de que Gareca lo usó en el último tramo del juego pero no alcanzó.

Se vio una primera mitad muy discreta, demasiado equilibrada y sin emociones cerca de los arcos. Aproximaciones hubieron algunas, pero nada especiales. Vélez pudo armar juego cuando Augusto Fernández escaló por su banda y generó problemas para la defensa de Boca. De todos modos, Vélez no fue profundo y nunca pudo usar el arma que significa Papa cuando sube por izquierda.

Tampoco funcionaron Zapata, Insúa y Ramírez. Lo mismo que Canteros. Si estos no hacen jugar a sus compañeros las chances de Vélez se acotan. Boca no tuvo esta vez enfrente, si comparamos el último compromiso jugado, un equipo ingenuo.

Vélez no es la Unión Española porque cuenta con mucho más oficio, achica bien los espacios y por eso los futbolistas de Boca no lucieron ni pudieron encender la pasión en sus fanáticos seguidores que desparramaron loas a diestra y siniestra luego del partido en Santiago.

Sobre todo para hacerle ver a aquellos que no piensan como ellos y pueden tener más imparcialidad, todo el rigor y el castigo de la palabra por atreverse a juzgar a un Boca lleno de laureles. Pasión. Nuestro deber es entenderlos y respetarlos. Pero...a veces se pasan.

Boca esta vez no hizo diferencia en el juego porque enfrente tuvo a un par, pero hay que reconocer que quedó complicado con la expulsión de su lateral derecho. A los 40' Boca recibió el golpe importante con la expulsión de Roncaglia, obligando a replantear al equipo algunos aspectos de cara al complemento.

Si bien la obligación era de Vélez de cara al complemento, fue Boca el que casi abre el marcador con un cebezazo de Mouche a los 7' que se fue al lado del palo de Barovero, luego de un buen centro de Caruzzo.

A partir de esta jugada, Vélez, más obligado por posición en la tabla y cantidad de jugadores en campo, fue por la victoria y casi anota cuando entró el 'Burrito'. Vélez estuvo cerca también de abrir el marcador pero se fue diluyenedo con el correr de los minutos.

Esto no es el Vélez de Silva, hoy en Boca, Moralez y el mejor momento de Martínez. Este Vélez es respetabla, está a la par de Boca, pero perdió poder de fuego y es más inestable emocionalmente.

De todos modos, el partido terminó en un empate que fue justo. Nadie mereció ganar y quedaron en deudas consigo mismo porque para los dos, era el partido más importante del campeonato. ¿O no?.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario