MARCELO BIELSA Y DIEGO SIMEONE

2 argentinos difíciles en Bucarest

Final de la la Copa Liga Europa, en Bucarest, Hungria, y el enfrentamiento será entre 2 equipos españoles, Atletico de Madrid y Athletic de Bilbao, dirigidos en esta ocasión por 2 argentinos, que se conocen mucho entre sí, Diego Simeone y Marcelo Bielsa.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). A orillas del río Dâmbovița, Bucarest es, desde 1862, la capital de Rumania, 2 millones de habitantes, y una historia que se remonta a 1459. 
 
En el periodo de entreguerras, la arquitectura de la ciudad y la sofisticación de sus elites le valieron el apodo de "Pequeña París" (Micul Paris). Pero durante la 2da. Guerra Mundial, las fuerzas aéreas del Reino Unido y de USA la bombardearon sin piedad.
 
Luego, el comunismo, cuyo líder fue Nicolae Ceaușescu, la convirtieron en un ciudad provinciana, alejada de la modernidad.
 
Desde que acabó la Guerra Fría intenta recuperar el tiempo perdido, no siempre con éxito.
 
El estadio Lia Manoliu fue el estadio más grande de Rumania, demolido para dar paso al imponente Arena Națională de Bucare, para 55.200, y un techo totalmente retráctil.
 
En ese coliseo, Europa asistirá el miércoles 09/05 a un duelo clásico del fútbol español pero inédito hasta ahora en las competiciones internacionales. 75 años lleva el Atlético en 1ra. A, y el Athletic, 81 temporadas. Llevan 150 enfrentamientos ligueros, aunque rara vez hayan servido para alcanzar la cumbre de un título, porque solo 3 finales ocurrieron entre ambos, todas en Copa del Rey. 
 
Son 2 equipos que se llaman casi igual y tienen colores equivalentes: rojiblancos.
 
La novedad en esta ocasión es que los 2 tienen entrenadores argentinos: Diego Pablo Simeone en el Atlético, y Marcelo Bielsa en el Athletic, personajes complejos, a menudo polémicos. 
 
“Simeone y yo acordamos no dirigirnos la palabra hasta un mes después de la final. El Mono Burgos ofrenda de intermediario, pero yo también tengo el mío”, anunció Marcelo Bielsa. Ambos quieren ganar. Y uno perderá.
 
Simeone fue, junto a Matias Almeyda, el jugador bandera del ciclo que va desde el debut de Bielsa, en febrero de 1999, en un partido amistoso en Venezuela, hasta el Mundial de Corea del Sur y Japón 2002. 
 
Simeone entendió la metodología de Bielsa, quien lo hizo capitán. Juntos disputaron 30 partidos con la selección: 19 victorias, 6 empates y 5 derrotas. 
 
Gustavo López, que convivió con Simeone y Bielsa en la selección argentina, le relató al diario madrileño El País: “Simeone pretendía utilizar una jugada de estrategia que le iba bien porque entraba bien de cabeza y había hecho muchos goles. Bielsa le escuchó, pero decidió que se haría la que él creía que era la mejor. Ahí ya se veía que Simeone iba para entrenador porque proponía soluciones al técnico aunque luego este tomara sus propias decisiones”.
 
“El Cholo no era de preguntarle mucho. Era más de observarle y absorber en silencio. Lo más visible que hay en el Atlético de la influencia que ha ejercido en él Bielsa es la presión, la pelota parada, el intento por que el rival nunca te supere corriendo y el ritmo alto que intenta imprimir a los partidos”, de acuerdo a López. 
 
Esa visión del futbolista en constante movimiento explica un enojo de Bielsa con Christian Bassedas, Marcelo Gallardo y Martin Palermo durante un entrenamiento: “No hay cambio de ritmo, no hay ataque, no hay dolor”. 
 
“Simeone siempre dice que de (Sven-Göran) Eriksson tomó la justicia para la gestión de grupos, de (Alfio) Basile la parte anímica y de Bielsa el trabajo de campo”, recordó López.
 
El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, intentó bajar la presión hacia los entrenadores: "Los jugadores son los que juegan y nosotros estamos fuera. Como siempre he dicho, tengo una gran admiración por Bielsa y grandes memorias. Es un gran profesional".
 
Simeone intenta salvar la temporada. Cuando arribó al club su principal tarea, la causa del reemplazo de Gregorio Manzano, era meter al equipo entre los 4 primeros de la Liga Profesional de Fútbol española, y meter en la bolsa del club los 20 millones de euros que puede suponer la Champions League. 
 
La Liga Europa o Copa UEFA otorga prestigio, pero la Champions ofrece la liquidez financiera que tanta falta le hace al Atlético. 
 
Pero desde el viaje a Estambul, Turquía, para defender el 3-1 obtenido en Madrid ante el Besiktas, en la ida de los octavos, Simeone cambió el objetivo, horas después de haber reflexionado en voz alta: “¿Qué hago? Si caes en semifinales de la Liga Europa, luego nadie se acuerda y el club necesita estar en la Liga de Campeones”.
 
Pero desde entonces, la realidad lo jugó por la Liga Europa.
 
En cambio el deseo de Bielsa fue más reciente: aquel día del 2-3 contra el Manchester United, en Old Trafford, cuando el club bilbaíno regresó al mapa del fútbol europeo. Aquel día de la frase ahora tan famosa del entrenador a sus jugadores: "Jugar aquí es un sueño, ganar es una realidad”.
 
Hasta entonces, en el corazón vasco la prioridad era la competición histórica del club bilbaíno, la Copa del Rey, por la que en breve deberá medirse con el FC Barcelona. Pero desde el United han recuperado la memoria de aquella decepción de 1977, cuando el Juventus le birló el título europeo al Athletic.
 
Mientras Simeone hablaba con los periodistas en la tarde rumana, Bielsa definía su habitación para dormir en el Crowne Plaza, hotel de George Copos, el dueño del Rapid Bucarest, que juega en la 1ra. división rumana. 
[ pagebreak ]
Copos tiene el único 5 estrellas situado en el downtown. Las 164 habitaciones del Crowne fueron reservadas (164). El dueño del hotel pidió a sus empleados que usen bufandas y escudos del club vasco. 
 
El plantel tiene habitaciones dobles y los dirigentes y el entrenador, habitaciones individuales. Pero Bielsa dijo que no quería privilegios y en vez de una suite presidencial, pidió alojarse en una habitacion normal.
 
El director deportivo del Athletic Club, José María Amorrortu, negocia la continuidad de Marcelo Bielsa en el club: "Tengo que decir que ese compromiso más que profesional con Marcelo Bielsa ha quedado patente y bien forjado dentro de nosotros, ha estado en el papel que todos esperábamos, que nos está dejando muchas lecturas y mucha pedagogía para que sirva para el futuro del Athletic".
 
"No es un entrenador al uso, ha mejorado a todos los jugadores, no sólo al equipo. Necesitamos que nos diga 'ok' porque es fundamental para que se consolide todo lo que está haciendo", apuntó, aclarando que no había que "agobiar" en este momento a Bielsa, pero que era "optimista. ¿Cómo no voy a serlo? Lo siento así", añadió.
 
Alberto Bravo escribió para la agencia alemana DPA el siguiente despacho:
 
"Bilbao contra Madrid, el vértigo contra el rigor, Marcelo Bielsa contra Diego Simeone: el escenario dual que propone la final de la Liga Europa el miércoles promete una noche apasionante de fútbol.
 
Madrid y Bilbao se movilizaron para desplazar a más de 20.000 hinchas a Bucarest, la ciudad que albergará la final española. Será una auténtica marea rojiblanca, el color que comparten ambos equipos.
 
El desembarco español comenzó ya este lunes con el viaje de los futbolistas y de los hinchas. Está previsto que a lo largo de todo el día despeguen más de 60 vuelos chárter cargados de aficionados procedentes de Bilbao y Madrid. Y hay varios aviones más por confirmar.
 
En el aeropuerto de Bucarest hay reservado un piso para los vuelos procedentes de Bilbao y otro distinto para los de Madrid. Además, las llamadas "fan zones" (lugar de encuentro de los hinchas) estarán separadas, así como las distintas rutas para acceder al estadio donde se disputará el duelo.
 
El Athletic de Bilbao regresa a una final europea 35 años después, mientras el Atlético de Madrid volverá a pelear por ganar un torneo que ya conquistó hace dos años.
 
Pero mientras el Athletic de Bilbao tiene dos oportunidades ganar títulos esta temporada (también jugará la final de la Copa del rey), el Atlético de Madrid está obligado a ganar para salvar una temporada que sería "mediocre" en otro caso, tal y como lo calificó su centrocampista Gabi.
 
El Athletic quiere saldar cuentas con el pasado y el Atlético de Madrid desea curar su presente.
 
"El rival está ahí por méritos propios, es un equipo español, que también enorgullece a toda esta Liga y muestra el nivel que estamos demostrando los dos en esta Liga", analizó Gabi.
 
Y agregó: "Vamos a luchar contra un rival que viene haciendo las cosas muy bien y que ha encontrado una filosofía que a todo el mundo le gusta, porque juega muy bien. Sabemos lo que nos jugamos".
 
Al tiempo, se verán sobre el campo dos filosofías muy diferentes: mientras el Athletic de Bilbao se mantiene fiel a su historia y sólo alinea a futbolistas con sangre vasca, el Atlético de Madrid solificó su nuevo proyecto con las inversiones millonarias en talentos como los de Radamel Falcao o Arda Turam, entre otros.
 
Y luego está la filosofía de juego, una propuesta que nace con un mismo origen (argentino), pero con distinto proceder.
 
Bielsa logró que el Athletic causara admiración por su estilo, por su principio inquebrantable de querer ser protagonista de cada encuentro. Nunca le importó quién estuviera delante y siempre dio un paso al frente. Por eso firmó eliminatorias memorables ante Manchester United, Schalke 04 o Sporting de Portugal.
 
El Atlético de Madrid maneja otro concepto. No le importa ceder el balón o el dominio, tampoco renuncia al pase en largo y desea un encuentro pausado. Sabe que arriba tiene dinamita con futbolistas como Falcao, Adrián, Diego o Arda Turan.
 
Pero una cosa sí define a ambos equipos: se sienten más seguros cerca del arco contrario y pasan malos ratos cuando el balón merodea su propia área.
 
Por eso se anuncia un choque espectacular en Bucarest, un duelo imprevisible y con augurios de goles. Por unas horas, Bucarest será el centro del mundo futbolístico con dos formas muy diferentes de vivir el fútbol, en todos los sentidos."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario