LA EXPROPIACIÓN, EL 2013 Y EL 2015...

La expropiación de la mayoría

Mientras España estudia la réplica contra la expropiación de las acciones de Repsol y la decisión cosecha preocupación y rechazo en el mundo, en la política doméstica Cristina recupera la iniciativa que le quitó el 'Boudougate', logra realinear al peronismo disidente y atraer aún más al FAP y a otras fuerzas que anunciaron que apoyarán la expropiación. Esa coalición sería la llave para las legislativas del 2013 y el sueño de la re-re.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Cristina parece estar conforme con los primeros datos políticos que le arroja la decisión de expropiar el 51% de las acciones de Repsol en YPF. De hecho en su discurso de este miércoles (18/04) con motivo del lanzamiento de Tecnopolis TV pasó por alto el rechazo y la preocupación que expresaron varios mandatarios internacionales a la medida.

La visión de Cristina además de ser cortoplacista es puramente doméstica. El anuncio del lunes (16/04) logró tapar el Boudougate y le hizo recobrar la iniciativa.

Todo eso porque además España no le hizo mucho impacto al gobierno argentino. Lo cual no significa que eso no ocurra más adelante, porque todavía Rajoy y su gabinete analiza las vías más potables para sancionar a la Argentina, aunque a una administración argentina cortoplacista, la reacción española no le hace mella.

Ya se refirió a la situación particular de España –aprovechada por Cristina- la periodista Pilar Rahola en una columna de opinión publicada este miércoles (18/04) en La Vanguardia:

“Argentina no se habría atrevido a montar este cirio nacionalizador, sobrecargado de populismo, si no pensara que la España actual es muy débil, y por tanto vulnerable”.

En esa línea el diario El País precisa el panorama de incapacidad que padece la administración de Rajoy para presionar a Cristina, lo cual le permite a la presidente disfrutar los beneficios locales de su anuncio:

“El vicepresidente de la Comisión Europea, el italiano Antonio Tajani, dijo desde Bruselas: ‘Nuestros servicios jurídicos estudian, de acuerdo con España, las medidas a adoptar. No se excluye ninguna opción’.

[ pagebreak ]

Elevar una queja ante la Organización Mundial de Comercio es lo que pretende España, o activar subidas arancelarias para las exportaciones argentinas.

Con menos motivos que Europa, USA ha sacado ya a la Argentina de su sistema de preferencias generalizadas en los intercambios comerciales (en plata: le ha subido los aranceles a sus productos, más bajos que los de otros países por gozar del estatus de país en vías de desarrollo). Lo mismo podría hacer ahora la Unión: ‘La Comisión está estudiando esa opción activamente’, reconocieron fuentes de Comercio.

Y sin embargo, no va a ser fácil: estaba previsto que Argentina perdiera sus privilegios arancelarios con la UE en 2014 en productos como la soja, el biodiésel o las carnes.

‘Puede entenderse perfectamente que España quiera medidas contundentes, pero la Unión debería pensárselo mucho antes de sacar los cañones. La subida arancelaria solo aceleraría unos meses lo que ya va a suceder y podría provocar otros problemas’, indicaron en Bruselas.

En cuanto al contexto internacional, otro diario medio español, El Mundo adelanta los próximos pasos de Cristina: “el Gobierno de Kirchner tiene intención de llevar la expropiación a la próxima asamblea del FMI y el Banco Mundial. El ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, transmitirá a los representantes de los países asistentes a la reunión la ‘importancia’ que tiene para Argentina la decisión ‘de fortalecer la soberanía energética ’”.

“En un comunicado del Departamento de Exteriores, se destaca que la decisión de la presidenta argentina de enviar al Parlamento el proyecto como consecuencia de ‘la ineficiente gestión del grupo controlante Repsol que ponía en riesgo el autoabastecimiento de combustibles en el país’”.

[ pagebreak ]

En verdad, la Argentina está en todo su derecho de recomprar YPF aunque se pueda cuestionar que obligue al poseedor de las acciones a vender, pero el problema es que no quiere pagar lo que Repsol reclama y ahí está el punto débil del argumento de Lorenzino.

Mientras tanto, Cristina recuperó la iniciativa perdida con el Boudougate y logra realinear al peronismo disidente, que junto a los socialistas y otras fuerzas –incluso sectores del radicalismo- han decidido adherir a la expropiación de YPF y acompañarán al oficialismo en la votación de ambas alas del parlamento. Incluso la UCR terminó unificando una postura y votará a favor en general.

Cristina también consigue regresar a los escenarios de amplio consenso generados en su momento en los casos de la reestatización de Aerolíneas Argentinas/Austral Líneas Aéreas, Aguas Argentinas o los fondos de las AFJP. Con esa impronta y hay quienes insisten en que esa coalición de fuerzas políticas que hoy apoyarán la expropiación de YPF hay que mantenerla para lograr mayores ambiciones legislativas como la declaración de la necesidad de la reforma constitucional que habilite la reelección presidencial.

Es cierto que los socialistas intentan cubrirse advirtiendo que reclamarán, cuando sea el tratamiento en particular, una mayor participación de las provincias, en especial alguna consideración para aquellas que no son productoras petroleras, pero si dos provincias no petroleras como Buenos Aires y Córdoba no acompañaran ese reclamo, es inviable.

Al menos en el corto plazo, para Cristina hay un gran rédito en la Operación YPF, aún cuando para las empresas privadas pueda suponer costos importantes en términos de endeudamiento y comercio con el exterior.

[ pagebreak ]

La historia del G20, una esperanza española, hasta ahora no apareció en la agenda que exhibe México, el país anfitrión de la próxima cumbre y que ejerce la presidencia pro témpore, básicamente porque la agenda se prepara con antelación y el asunto YPF está ocurriendo ahora.

Por supuesto que hay una amenaza cierta de que las inversiones extranjeras directas bajen a niveles por debajo de los paupérrimos niveles actuales, y que eso impacte en un atraso relativo de sectores de la economía argentina. También es verdad que la inseguridad jurídica ya alcanza niveles extraordinarios que los refleja el riesgo-país argentino (que este miércoles 18/04 superó los 1000 puntos básicos). Pero, tal como dice un legislador del Frente para la Victoria, "si ya estás afuera del mundo, qué carajo te importa".

Lo notable es que vía YPF, y eventualmente otras estatizaciones que le permitan al argentino medio imaginar que recupera el Estado poderoso y benefactor (sobre el apoyo ‘popular’ el kirchnerismo puede exhibir las declaraciones de Marcelo Bielsa, el DT del Athletic Bilbao, que celebró que mi país haya recuperado una fuente tan importante para su futuro") Cristina intenta construir una nueva mayoría sobre la cual construir el año electoral 2013 donde si logra hacer una buena elección podría alcanzar la mayoría calificada (dos tercios) para abrir el cerrojo de la reelección y cumplir el sueño de permanecer más allá de 2015.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario