CORTES Y CORTES Y CORTES

Crónica de días de furia (¡Quiero electricidad!)

Falta planificación: si se conceden permisos de obra y se alienta el consumo de aire acondicionado, hay que averiguar cómo anda la red de energía eléctrica, por lo menos.

 por S.V.

 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Sensación térmica, 37ºC.
 
Viento inexistente. Apenas, muy cada tanto, una leve brisa proveniente del norte, con aire más caliente aún. 
 
El cemento y el asfalto desprenden vapor que se mezcla con la arena hirviendo y las plantas con sus hojas decaídas pidiendo desesperadamente agua.
 
Afuera, un infierno; adentro, peor.
 
Así viven estos días miles de personas en el conurbano, sin luz, sin agua y sin explicaciones.
 
En la zona oeste del Gran Buenos Aires, durante varios días, incluido 24 y 25 hubo cortes de luz que dejaron sin energía eléctrica a casas, departamentos y hasta locales de centros comerciales como el de Castelar, donde luego comenzaron a verse grupos electrógenos en las veredas para no dejar de atender las demandas de las compras previas a Noche Buena.
 
En Moreno, por citar otro ejemplo, en varios barrios no hubo luz durante casi todo el día 25, y esto se complica cuando además, falta el agua.
 
Pero no sólo hay escasez de agua porque en muchos de estos sitios no hay agua corriente y llenar el tanque depende de la energía eléctrica para hacer funcionar la bomba, sino que en los lugares en los que sí hay agua corriente, como por ejemplo parte de Ituzaingó, desde hace días, el suministro es nulo entre aproximadamente el mediodía, y bien entrada la noche. 
 
El domingo 26, durante todo el día, decenas de manzanas no tuvieron agua corriente, y debieron esperar hasta casi la madrugada del lunes para que la presión fuese la suficiente para que el agua comenzara a llegar a los tanques.
Sin embargo, el problema no parece ser exclusivo del conurbano.
 
En La Plata, el diputado provincial Gonzalo Atanasof responsabilizó al intendente Pablo Bruera por los cortes de luz y agua que sufrieron miles de platenses en los últimos días al afirmar que “esto no es más que la consecuencia del crecimiento indiscriminado y descontrolado de las construcciones en la ciudad. Hace poco menos de dos meses cuando Bruera logró su nuevo código, advertimos que los servicios podían colapsar pero no fuimos escuchados”.
 
Luego de reunirse con vecinos de Tolosa y el barrio Hipódromo -dos de los más afectados- el legislador confirmó que “en el momento de la discusión del nuevo código, habíamos solicitado que fueran las empresas prestatarias de servicios como Camuzzi, EDELAP y ABSA quienes certificaran que las construcciones no afectarían la prestación no sólo de los nuevos edificios sino tampoco el de las viviendas que ya se encontraban en la zona”, dijo.
 
Atanasof se refirió además al silencio oficial. “Bruera recorre las distintas localidades de la Provincia en el marco de su campaña y eso lo aleja de los verdaderos problemas de los platenses que lo eligieron. No escuchamos ni una palabra sobre las consecuencias que los cortes han ocasionado en las casas particulares pero también en los comercios quienes han sufrido pérdidas económicas irreparables”, acotó el legislador.
 
No obstante, el silencio, abarca todos los distritos.
 
En Castelar, partido de Morón, durante los últimos años se ha habilitado la construcción de edificios en zonas que antes estaba vedado y reservado a casas bajas, lo que multiplicó por miles, los usuarios de servicios.
 
Ahora, ninguno de los jefes comunales de la zona se ha pronunciado respecto a la interrupción de los servicios, y del lado de las empresas, la respuesta es la de siempre: hay mayor demanda.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario