EN FEBRERO HABRÁ REPECHAJE

Macri con Ley Tarifaria y Código Fiscal pero sin Presupuesto 2011

Fracasaron las negociaciones para sancionar el Presupuesto 2011 de la Ciudad, que quedó para reintentarlo en febrero. El oficialismo logró, gracias a los votos de los bloques de la Coalición Cívica, Encuentro Progresista y el socialismo, la aprobación de la Ley Tarifaria -que incluye la prórroga de los Ingresos Brutos-, y el Código Fiscal -que establece la aplicación de sanciones-.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Los bloques Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires, Nuevo Encuentro, Igualdad Social y el MST rechazon a la propuesta del macrismo para votar este lunes 27/12 la Ley Tarifaria, que incluye la prórroga de los Ingresos Brutos y el Código Fiscal que establece la percepción de todos los tributos en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. El Presupuesto General de Gastos y Recursos para el año 2011 se trataría recien en Febrero. 

 
La sesión comenzó pasadas las 23:30 cuando el oficialismo consiguió que los bloques Encuentro Progresista, Socialista, Peronista, Unión Federal y Coalición Cívica acompañara con sus diputados para lograr el quorum de 31 legisladores necesarios para sesionar. 
 
El PRO, tuvo que hacer algunas concesiones de último momento para conseguir los 8 votos que le faltan para aprobar la Ley Tarifaria y la modificación al Código Fiscal, en general. Fue así que entre otras temas se eliminó la exepción impositiva que regía para los conocidos Call Center.
 
Antes de aprobar con igual cantidad de votos que el Código Fiscal, en la Ley Tarifaria, el macrismo debió ceder a la pretensión de prorrogar el aumento de la alícuota de Ingresos Brutos, establecida en junio pasado en 3,5% para algunos sectores (cuya recaudación ascendería a $ 1.500 millones), sin embargo, con las modificaciones propuestas por la Coalición Cívica, logró aprobar que aquellos que facturen entre $ 30 millones y $ 40 millones anuales tributarán el 3,75% y a partir de $ 40 millones el 4% (lo que reportaría unos $ 1.300 millones).
 
“Hubiéramos querido ir a una reducción mayor, pero con la negativa de los otros bloques a negociar, es lo máximo que hemos podido consensuar”, dijo Fernando Sánchez.
 
De todas maneras los legisladores de  Coalición Cívica venían con intrucciones muy precisas de Elisa Carrió. La orden de "lilita" era votar a favor o en contra, pero nunca abtenerse. Carrió queria evitar que sus diputados quedaran en medio de las sospechas de algún acuerdo con el macrismo.
 
“Nadie quiere dejar los dedos pegados”, se le escuchó a un diputado de la oposición intentando explicar por qué la Coalición Cívica se negaba a votar el presupuesto luego de que el PRO hubiera otorgado algunas concesiones, como los $ 100 millones incorporados para el área de viviendas.
 
Presupuesto para Febrero
 
Desde el macrismo acusaron a la oposición de asumir una posición obstruccionista y de actuar de manera especulativa con el “sólo afán de sacar provecho electoral”.
 
Ritondo detalló las modificaciones implementadas: "Hemos cambiado algunos temas, como la Ley tarifaria, el aumento del ABL, la carta orgánica del Banco Ciudad se pospone hasta marzo o abril, se agregó dinero al Hospital Garrahan y a los planes de Vivienda, que recibirá $ 100 millones más, y Cultura. No hay motivos para que no nos acompañen".
 
Desde la oposición, por el contrario, expresan que el Presupuesto enviado por el Ejecutivo a pesar de las modificaciones introducidas se torna inviable en su votación.
 
La Coalición Cívica llama a la reflexión del macrismo y de todos los demás bloques de la Legislatura para discutir en forma responsable el Presupuesto de la ciudad y de las leyes que establecen los impuestos.  "Es necesario que el Jefe de Gobierno acceda a realizar los cambios de fondo que estamos solicitando para que podamos tener el consenso que se requiere en una ley del presupuesto de la Ciudad".  
 
"No podemos permitir la presencia en la Ley de Presupuesto de superpoderes o delegaciones que desnaturalicen la función parlamentaria y le permita al Ejecutivo el manejo discrecional de los fondos que pertenecen a los porteños.  Ni podemos aceptar la reducción de la participación del gasto social.  En particular, en el marco de la crisis suscitada, exigimos que el presupuesto de vivienda vuelva a ser del 5% del total, tal como era antes de que asuma Macri".
 
"Hemos sido muy firmes con el Gobierno Nacional para que sea la ley de Presupuesto votada en el Congreso la que establezca quien va a pagar los impuestos y en qué van a ser gastados, teniendo en cuenta que nos encontramos inmersos en un proceso inflacionario que deteriora y debilita la capacidad adquisitiva de los salarios.  Lo mismo le exigimos al Gobierno de Macri".
 
"A la buena voluntad que puso este bloque y otros bloques de oposición para encontrar medios que posibiliten la aprobación de leyes tan importantes, se le opuso en el tratamiento de la sesión de la semana pasada la intención de algunos bloques de quedarse, en un acuerdo parlamentario, con los espacios institucionales que la sociedad no le dio con los votos.  El bloque de la Coalición Cívica no canjea nada que la voluntad popular no haya dado, está dispuesta a colaborar con la gobernabilidad de la Ciudad".
 
"La instancia de negociación y acuerdo de cara a la sociedad sigue abierta", expresaron en un comunicado de prensa los diputados, Fernando Sánchez, Diana Maffía, Rocío Sánchez Andía, Sergio Abrevaya, Adriana Montes y Juan Pablo Arenaza.
 
Quiebre en Proyecto Sur
 
La decisión del legislador Julio Raffo de acordar la abstención con el PRO había despertado la furia en el interior del bloque de Proyecto Sur. 
 
Fabio Basteiro, junto a los diputados que internamente le responden, decidieron desconocer el acuerdo y salir públicamente a manifestar su negativa.
 
En medio de este escenario complicado, el PRO volvió a recurrir a un “manotazo de ahogado”: negociar la aprobación de la Ley Tarifaria (que incluye la prórroga del impuesto de Ingresos Brutos, un ingreso de aproximadamente 1500 millones de pesos y el Código Fiscal, especialmetne con la Coalición Cívica.
 
"Queremos hacer el maximo esfuerzo para que la ciudad de Buenos Aires, tenga previsibilidad presupuestaria. Pero este esfuerzo debemos ahcernos de cara a la sociedad y entre todos. No le podemos pedir a un solo bloque que solucione lo que no pueden todos", dijo Fernando Sánchez, diputado de la Coalición Cívica, quien otra vez dejó ver que sus comunicaciones con Elisa Carrió eran permanentes. 
 
Fue el mismo sánchez quien pidió extender el horario de sesión y un nuevo cuarto intemedio para intentar llegar a un acuerdo definitivo, por lo menos en lo que respecta a la Ley Tarifaria y al Código Fiscal, que finalmente se aprobaron.   
     
El proyecto presentado por el oficialismo porteño y que recién se trataría en Febrero, plantea que se gastarían poco más de $ 25.422 millones, lo que representa un 23% más que lo planteado para 2010 ($ 19.745 millones, sumadas las ampliaciones). 
 
De todo ese dinero se destinaría $ 6.746 millones a Educación; $ 4.982 millones a Salud; $ 1.252 millones a Desarrollo Social, entre otros fines. 
 
El fuerte, según comentan los macristas, es que el presupuesto contempla un aumento de $ 13.627 millones en 2010 a $ 16.961 en 2011 para políticas sociales. 
 
A la imponente suma de $ 25.422 millones se llegaría gracias a los recursos tributarios ($ 21.142,5 millones); a los ingresos provenientes del régimen de coparticipación federal ($ 2.309,8 millones); sumados a una deuda que la Ciudad podría tomar por más de $ 2.000 millones con entidades financieras internacionales y locales.
 
La Ley 70 de Sistemas de Gestión y la Administración Financiera, prevé que, si no se aprueba el Presupuesto, se prorroga el anterior.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario