MENTIRAS K

De las operaciones K contra Macri a los temores de Scioli

Ninguna mentira es perfecta. Una encuesta manipulada por el gobierno pretende demostrar que Cristina ganaría las elecciones, pero de ella se desprende el por qué de las operaciones en contra de Mauricio Macri y de las preocupaciones de Daniel Scioli por maniobras K para desestabilizarlo. Las peripecias de un gobierno acosado por la realidad.

por JORGE HÉCTOR SANTOS
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Una frase de Félix, Lope de Vega, sintetiza de la mejor forma que la mentira tiene patas cortas, al decir: “Que no hay tan diestra mentira, que no se venga a saber”. 

Si el gobierno de Néstor y Cristina -a lo largo de más de 7 años- hay algo en que se ha esmerado es en deformar la realidad con mentiras orquestadas y profundizadas a través de todos los medios de que dispone, aunque casi nadie los escuche, lea o mire.

El diario Tiempo Argentino del 26/12 con el título “La Presidenta es la dirigente con mejor imagen e intención de voto”, señala que:

Cristina Fernández continúa cosechando adhesiones, según la consultora Ibarómetro, mientras la valoración de los dirigentes de la oposición cae vertiginosamente. Un 59,1% de los consultados evaluó como “muy buena” y “bastante buena” a la mandataria.

Cristina Fernández es la dirigente política con mejor imagen de la Argentina, según un sondeo realizado en diciembre. Quien la sucede también pertenece al Frente para la Victoria: el ex motonauta Daniel Scioli, seguido con más de 10 puntos de diferencia por el empresario Mauricio Macri, único opositor en subirse al podio.

De todas formas, no todas son rosas para el gobierno nacional. De los 1.200 casos consultados, un 46,5% considera que la gestión kirchnerista es muy o bastante buena, pero casi la misma cantidad (45%) opina que es muy o bastante mala. Más allá de esos números, la imagen de Cristina Fernández es cada vez más sólida y más de la mitad de los encuestados considera que se maneja “mejor” o “igual de bien” luego de la muerte de su esposo, Néstor Kirchner”. 

El nuevo escenario de violencia social parecería no tener costo electoral para Cristina según la encuesta. Tampoco la espiral inflacionaria que carcome los bolsillos de los argentinos. Nada, en las falsas encuestas que paga el gobierno, parece perturbar la aceptación de Cristina.

Sin embargo, más allá de lo absurdo de estos números de aceptación de la presidente que se dan de bruces con otros muestreos no pagados con dineros públicos, lo que no deja de ser un hecho no menor que los 2 políticos posicionados con mejor imagen y capacidad de captar votos sean

> Mauricio Macri, a quien el Ejecutivo Nacional lo ha tratado de sacar del ruedo de distintas formas, la última de las cuales ha sido la toma de terrenos públicos y privados en la ciudad de la que es Jefe de Gobierno; y

> Daniel Scioli quien por estas horas guarda especial vigilia ante la posibilidad de que operaciones de  sectores ultrakirchneristas del gobierno nacional traten de desestabilizarlo con nuevas tomas de predios en el conurbano y estallidos sociales.
  
La dupla montonera a cargo del Ministerio de Seguridad integrada por Nilda Garré-Horacio Verbitsky tienen al gobernador de la provincia de Buenos Aires en la mira porque ambos, más la Presidente, anidan la teoría que Daniel Scioli encabeza un proyecto para terminar con el kirchnerismo y motorizar una derechización del peronismo.

Nilda Garré y Horacio Verbitsky, por el momento tan afines a las ideas que consume Cristina, así como pretenden depurar la Policía Federal, quieren hacer lo mismo con la Prefectura Naval, la Gendarmería y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Una aventura  que parece ser a matar o morir en los planes del binomio y que muy probablemente termine con este dúo tan perverso. Lo que es imposible de imaginar es el daño que de darse esta posible situación le provocaría a la presidente.

Más allá que la presidente Cristina buscará oxigenar en algo su gobierno con algunos cambios en su gabinete que resultarán de pura cosmética ya que los posibles candidatos a ocupar algún puesto responden a  enroques  internos;  la situación demuestra que el clima social es malo y eso ha hecho caer la imagen de la viuda del gran titiritero como pelota por escalera, según datos confiables.

Mientras tanto, las pretensiones del gobierno de inculpar a Macri por las acciones en Villa Lugano resultaron un verdadero fracaso. Es por eso que retomando el viejo hilo conductor de estos 7 años de los Kirchner todas las imputaciones recaen sobre Eduardo Duhalde y algunas circunstanciales sobre el Partido Obrero.
 
Como siempre desde el gobierno nacional se argumenta que existe una conspiración para voltearlo y atacando a Duhalde buscan frenar un posible crecimiento del cabezón cuando este se está presentando como el candidato de un país en orden.

Como fue dicho en una nota reciente en Urgente24, titulada “Navidad atípica: Ocupaciones, denuncias e incertidumbre 2011”:

“El agobio oprime el casi ausente buen humor social. Nada de esto está causado por la muerte del ex mandamás. Por el contrario, es consecuencia de que su ausencia permite ver con claridad los males que escondían la presencia del gran titiritero de un circo llamado gobierno, armado a su imagen y semejanza”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario