PAPÁ NOEL TUVO PROBLEMAS

Navidad atípica: Ocupaciones, denuncias e incertidumbre 2011

Sin mencionar los cortes de energía eléctrica -apenas mitigado por el largo feriado, anticipado además para ocultar la falta de papel moneda en los bancos-, la Navidad transcurre entre las ocupaciones ilegales y sus derivaciones, los sucesos en Plaza Constitución y la incertidumbre que provoca sobre el electoral 2011.

(N. de la R.: Reinaldo Silvero González, paraguayo sospechoso por la toma del Club Albariño fue detenido por orden del juez federal Daniel Rafecas, en inmediaciones de la villa Ciudad Oculta, del barrio porteño de Villa Lugano: los policías seguían la pista de la camioneta Chevrolet S10, en la que se movilizaba cuando fue detenido en la calle Larrazábal de Ciudad Oculta, según informaron fuentes policiales.

González, de 47 años, habría exigido a los ocupantes del club Albariño que no escucharan a Rafecas, cuando éste hablaba con ellos.

Según las fuentes, será indagado por la Justicia el lunes 27/12 en la causa caratulada como "usurpación y delitos conexos".

Permanece prófugo Recino Abel Acevedo. 

En tanto, a metros del Club Albariño hay otros 2 terrenos tomados. Uno, en Santander 6007, se encuentra tomado hace varios meses por unas 100 personas. La causa está en manos del fiscal porteño Mauro Teresko y del juez contravencional Carlos Bentolilla, quienes iban a ordenar allanarlo el martes 21/12 pero, a pedido del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales, que preside Horacio Verbitsky) el procedimiento fue dilatado para el 04/01/2011. El CELS defiende legalmente a los ocupantes.

La Justicia porteña también interviene en la toma de un predio de 2 hectáreas que pertenece a una empresa privada, a 50 metros del club, en Santander 6051. Los fiscales Cristian Longobardi y Luis Cevasco pidieron el allanamiento y esperan una respuesta de la jueza Cristina Nazar. El dueño del terreno, intrusado el 14/12, también solicitó el desalojo.

A su vez, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, busca explicaciones a los graves acontecimientos ocurridos en Plaza Constitución: "Esos hechos no responden a mujeres y hombres enojados por no poder viajar" sino a sectores que "quieren instalar un discurso del orden a través de la violencia".

Randazzo, quien cree que así mejora sus oportunidades de ser el próximo jefe de Gabinete de Ministros en el cambio que se avecina, denunció que hay "dirigentes que sacan provecho de esta situación" y que "están acompañados por algunos grupos mediáticos importantes que han visto afectados sus intereses en los últimos años producto de decisiones del gobierno".

El ministro explicó que lo ocurrido en Constitución "está emparentado con lo que ocurrió en Parque Indoamericano y Villa Soldati, donde tenemos a un detenido y a un puntero de PRO prófugo (Regino Acevedo)". Y recordó que al día siguiente del anuncio del Plan Centinela por parte de la presidenta Cristina Fernández "hieren en Villa Diamante a 4 gendarmes".

"Pareciera ser que hay sectores que impiden que esto se dé no permitiendo que la gente haga un balance favorable con lo que está ocurriendo en la Argentina", insistió el ministro, quien cuestionó que en las tapas de los principales diarios "muestran fotos de un país que no es el real" y lo contrapuso con "el país real que ha tenido récord de ventas en los comercios, que ha superado casi el 40% las cifras del año pasado" y con "la temporada turística que va a ser la más importante de la historia argentina".

En tanto, a las 14:55 del 24/12 arribó al Aeropuerto Piloto Fernández de la ciudad de Río Gallegos, el Tango 01 con la presidente Cristina Fernández, su hija Florencia, Alicia Kirchner y el médico presidencial Buonomo.

En la cabecera de pista esperaban Romina Mercado y Ricardo Barreiro. Máximo Kirchner había arribado antes. Cristina se recluyó en la residencia familiar en calle Mascarello al 400. Varias camionetas cargaron en el aeropuerto valijas y cajas que llevaron a la vivienda. Cristina permanecerá en Río Gallegos hasta el domingo 26/12).

POR JORGE HÉCTOR SANTOS

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Faltan limitados días para que se inicie 2011. Será el 1ero. de los últimos 7 años que Néstor Kirchner no estará en el poder. Serán 365 días tiranizados por los hechos previos y posteriores a las elecciones.

El horizonte que se cierne sobre el nuevo año está impregnado de pesadumbre que en palabras de Mario Vargas Llosa queda definida así:

“La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”.

El agobio oprime el casi ausente buen humor social. Nada de esto está causado por la muerte del ex mandamás. Por el contrario, es consecuencia de que su ausencia permite ver con claridad los males que escondían la presencia del gran titiritero de un circo llamado gobierno, armado a su imagen y semejanza.

La estructura de poder que ya estaba encerrada en sí misma, aún lo está más desde que la reina Cristina tuvo que bajar a la tierra para querer asumir las funciones reales de jefa de Estado.

Más allá que el gobierno -desde siempre- en lugar de solucionar problemas busque culpables a los mismos -como si los gobernantes no fueran responsables de nada- desde que la presidente decidió crear el Ministerio de Seguridad, reconociendo por fin su existencia, el pueblo se siente más desequilibrado que nunca.

Las tomas de espacios públicos y privados, más los hechos de violencia entre los que se destaca una vez más los ocurridos en Plaza Constitución precipitaron la sensación de que el abismo está cercano.

El ciudadano de a pie tomó acabada conciencia que la paz social pende de un delgado hilo y que sus referentes primordiales, el gobierno y la oposición están muy lejos de adoptar la cordura que la hora reclama. Se cae de maduro que si nunca lo estuvieron, ni unos ni otros, cómo pretender que lo estén cuando el barco zozobra producto del desmanejo.

El oficialismo y la oposición, por el contrario, buscan aprovecharse políticamente de los hechos alarmantes que el pueblo sufre.

Le guste o no al gobierno nacional existe un principio de guerra social en evolución que se exhibe en distintos puntos del país y de diversas formas.

La doctrina Nilda Garré-Horacio Verbitsky está naufragando. En los hechos del Parque Indoamericano, el Club Albariños, el ataque a balazos contra 4 gendarmes, infinidad de casos de usurpaciones y los hechos de Constitución quedó demostrado que la policía no pudo intervenir por orden del propio gobierno y que cuando le permitieron hacerlo los desordenes se habían salido de cauce.

Cómo es posible hacerle entender al mundo y al argentino común que esta doctrina de 2 ex montoneros implique que el Estado desista del ejercicio de la fuerza, reprimiendo como el Código Penal señala, siendo el empleo de las fuerzas del orden una de las esenciales razones de ser.

Estos disparatados principios del flamante Ministerio creado por Cristina -con los que ella comulga- son los que acrecientan la lógica sensación en la comunidad de indefensión y alarma.

El desorden se está convirtiendo en uno de los principales protagonistas que se posiciona en la parte destacada de la extensa marquesina de problemas del año a comenzar. 

Otra actriz destacada de las preocupaciones de los argentinos es la maldita inflación. El llamado a un pacto social por parte de Cristina se esfumó el día de su propio anuncio.

Un elemento primordial para saber hasta dónde escalará la imparable trepada de precios es qué suerte correrá Hugo Moyano con los expedientes judiciales que lo salpican y mucho.

Moyano presiente que el gobierno le soltó la mano y eso hace que el multimillonario cacique cegetista haya hecho sonar el clásico tambor que refuerza que no reconocerá "ni pisos ni techos" a la hora de negociar aumentos  salariales y que los gremios que manejan 2 hijos suyos hayan solicitado sumas adicionales como retribución de fin de año.

Como si los enunciados problemas fueran escasos con una inflación en alimentos y bebidas de 40% en 2010, los billetes de $ 100 se convirtieron en muy poco tiempo en los marrones billetes de $10. Alcanzan para muy poco, con lo cual por falta de dinero en circulación muchos bancos no pudieron pagarles el aguinaldo a los jubilados. La decisión del Banco Central de decretar feriado bancario los días 24 y 31, horas antes de que llegue el 24 es una clara demostración de la impericia habitual con la que se desenvuelve el gobierno kirchnerista. 

Hay que seguir adicionando a la larga factura del descontento social  los cortes de luz en numerosos barrios de la Capital Federal y del conurbano, por el calor que es previsible en cualquier lugar del mundo, menos en Argentina.

Mientras tanto, fuentes confiables presagian más intentos de copamiento de espacios públicos en lugares estratégicos de la Capital Federal y del GBA.
 
En resumen:

> El país está fragmentado y con una desigualdad social en ascenso.
> La deuda social es monumental.
> La violencia está afincada en la sociedad argentina.
> Cristina, Nilda Garré y Horacio Verbitsky miran la violencia por TV.
> El desarme policial aumenta la violencia y el número de  desbordes.
> La droga y el narcotráfico se están haciendo un lamentable festival frente a la inacción del gobierno nacional.
> La educación y la salud pública están por el piso buscando subsuelos impensados.
> La falta de perspectivas de futuro y las enormes dificultades para conseguir trabajo siguen intactas.
> Bandas organizadas de punteros políticos o de barrabravas son empleadas para multiplicar conflictos y ocupar espacios públicos y privados.
> Existe un aumento indiscriminado de inmigrantes indocumentados.
> El delito común está imparable.
> La policía, buena o mala, está golpeada moralmente y también físicamente.
 
Todo este panorama que no pretende resumir el amplio abanico de problemas que afrontan los argentinos al cierre de 2010 es el que permite predecir que 2011 será un año con más incertidumbre que certezas.

Mientras esto ocurre la Presidente de la Nación sufre cada día más el anunciado fin del coqueteo que tuvo mientras le duró el tiempo del luto. Pasado el mismo, no solo Cristina puede comprobar que todo es efímero sino también que su posible candidatura a la reelección presidencial se empieza a convertir en un difícil camino el cual dejó de ser un lecho de rosas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario