CALOR AGOBIANTE

Navidad, bajo alerta por cortes de luz y riesgo de mortalidad 'moderado-alto'

En vísperas de la Navidad, el Servicio Meteorlógico Nacional elevó la alerta amarilla a alerta naranja por la ola de calor. Traducción: la Ciudad y sus alrededores volverán a arder y el festejo se llevará a cabo bajo un riesgo de mortalidad "moderado-alto" que será difícil palear si el sistema eléctrico vuelve a verse superado hoy por su realidad...

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La ola de calor que provocó el encendido masivo de equipos de aire acondicionado, los freezers completos a la espera de las celebraciones de fin de año y la última semana de trabajo a pleno antes del receso de enero superaron ampliamente al sistema eléctrico.

Los cortes de luz se propagaron ayer por la ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y algunas localidades del interior.

El centro porteño, Nuñez, Caballito, Parque Avellanada, Villa Devoto, Villa del Parque, Villa Pueyrredón, Palermo, Villa Crespo y Congreso fueron algunas de las ubicaciones con dificultades en la Ciudad.

En la provincia de Buenos AIres se registraron problemas de diverso grado desde Lanús hasta Vicente López y City Bell, donde los vecinos cortaron calles en señal de protesta.

Los usuarios ya fastidiados colmaron de mensajes los medios de comunicación, y la red social 'Twitter' sirvió por primera vez como medio para descargar el malestar del país.

Sin embargo, desde el lado de las empresas, el presidente de Edenor, Alejandro Macfarlane, sostuvo en declaraciones radiales que el miércoles había sido "un día excelente para lo que es una compañía de distribución eléctrica con 2,5 millones de clientes que sufren treinta y pico grados de calor durante una semana". Y deslizó que la situación fue la misma ayer.

Mcfarlane sostuvo que hay 2.000 personas trabajando en la calle "para resolver los cortes registrados en diferentes barrios porteños" y manifestó que se trata de inconvenientes "puntuales como los tienen la red de España y de Francia. Como en cualquier lugar del mundo esto ocurre cuando hay mucho frío o mucho calor".

Por su parte, Daniel Martini, vocero de Edesur, explicó que "el sistema funcionó bien. Tuvimos cortes pero no apagones".

Por el lado del Gobierno no hubo presión oficial sobre las empresas por los cortes. Las noticias relativamente buenas llegaban ayer desde Cammesa, la compañía administradora del mercado eléctrico. A las 18 horas de ayer esa entidad registraba una demanda de 18.195 megawatts (Mw), mientras que dos horas más tarde esa medición había descendido hasta los 17.418 Mw. En todos los casos, siempre se mantuvo por debajo de los 19.894 Mw. del martes.

Las compañías insistieron ayer sobre la buena salud del sistema para soportar el "golpe de calor". Y explicaron las dificultades que se vivieron en la ciudad en un motivo simple: este verano se sumó a la demanda un millón de equipos de aire acondicionado (splits), ávidos consumidores de energía eléctrica, que se encienden de manera masiva en los momentos de mayor calor.

En una de las empresas lo graficaron de esta manera: "De un golpe aparecieron equipos de aire acondicionado que no estaban previstos y consumen el equivalente a una Atucha (I, la central nuclear instalada en Campana".

"La ciudad está a pleno: comercios, oficinas, fábricas. Son los últimos días de actividad fuerte del año", explicaron en una de las empresas.

En fin, más que explicación circunstancial suena excusa ya que todos los años los usuarios deben atravesar las misma situación. Si no es la Navidad, son las tarifas, sino el calor, sino el aumento de producción, siempre hay una razón que esquiva los reales verdaderos problemas del sistema eléctrico.  Y jamás hay un mea culpa.

Esta noche, la Ciudad volverá a arder. La alerta naranja por la ola de calor que está afectando a la mayor parte del territorio nacional ya fue lanzada por el Servicio Meteorológico Nacional, que pronosticó una máxima de 33 grados para la Capital Federal y el área metropolitana.

¿Qué significa esto? Un riesgo de mortalidad "moderado-alto".

"Las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebés y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellas personas con enfermedades crónicas", advierte el SMN sobre el alerta naranja.

Hasta ayer, el nivel de alerta era amarillo, un escalón inferior.

El Ministerio de Salud recomendó, frente a la ola de calor:

- Tomar mucha agua durante todo el día.

- Evitar las comidas abundantes.

- Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras.

- Evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes.

- Usar ropa suelta, de materiales delgados y de colores claros.

- No realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos. Tomar líquido antes de comenzar cualquier actividad al aire libre.

- Protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

- Usar cremas de protección solar (SPF en inglés), factor 15 o más.

- Evitar actos públicos o juegos en espacios cerrados sin ventilación.

- A los lactantes y niños pequeños: Darle el pecho a los lactantes con más frecuencia.

- Hacerlo beber agua fresca y segura.

- Trasladarlo a lugares frescos y ventilados.

- Ducharlo o mojarle todo el cuerpo con agua fresca.

¿Qué recomendó a las empresas de energía eléctrica? No mencionar la palabra crisis...

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario