FÚTBOL ESPAÑOL EN CRISIS

La crisis económica lleva a algunos clubes españoles al borde de la desaparición

La crisis económica lleva a algunos clubes españoles al borde de la desaparición. Oviedo y Jaén, son históricos que tienen graves problemas.

ESPAÑA (El Confidencial) El fútbol español no pasa por su mejor momento económico. La gestión insostenible que algunos dirigentes están llevando a cabo en sus clubes pone en peligro la existencia de algunos de los equipos más históricos de la Liga española. Es el caso del Real Oviedo y el Real Jaén, ambos con posibilidades de desaparecer.

La crisis financiera es una realidad que cada día sufren más clubes en el fútbol español. Las deudas ascienden a cifras desorbitadas y numerosos equipos han reducido su plantilla vendiendo a los mejores jugadores para obtener ingresos. Algunos equipos como el Zaragoza, el Levante o el Recreativo de Huelva, entre otros, se saltan la norma y optan por no presentar las cuentas de algunos de sus últimos ejercicios.

El problema de esta situación se agrava cuanto menor sea la categoría. En la segunda y tercera división la situación es precaria para muchos equipos. En ambas categorías militan numerosos clubes con problemas de pago a jugadores y problemas de suspensión de pagos.

Real Oviedo y Real Jaén, en situación crítica

La lamentable gestión de algunos directivos está poniendo en peligro a equipos históricos del fútbol español como el Real Oviedo. Tanto deportivamente como en el terreno extradeportivo, el club asturiano pasa por uno de sus peores momentos. El Oviedo ocupa la decimoquinta posición del grupo primero de la Segunda División B.

La situación es cada vez más delicada y el Consejo de Administración está llevando al equipo a la quiebra. Pero además, esta malísima gestión puede llevar a la desaparición de la entidad, aunque el ya ex presidente Dámaso Bances ha dimitido y ha dejado el club en manos del Consejo.

Las peñas del Real Oviedo se han manifestado en las inmediaciones del Nuevo Carlos Tartiere para protestar por el mal momento por el que atraviesa el equipo. La sensación tras la salida de Bances es que deben salir más directivos para que la situación sea sostenible.

En Jaén ocurre algo parecido. En la Liga ocupan la decimocuarta posición del grupo cuarto de la Segunda División B, por lo que deportivamente hablando tampoco pasan por un buen momento.

La única solución que han encontrado en el club para evitar la desaparición ha sido la ley concursal. Tras diversas reuniones se ha llegado a un acuerdo entre jugadores y club y el presidente hizo entrega al capitán de dos pagarés de 45.000 euros que salvan un poco la situación.

Estas crisis económicas pueden terminar afectando en el terreno deportivo. Uno de los casos más recientes y que más llamó la atención fue el del RCD Mallorca que la temporada pasasda fue desposeído de su plaza en la Europa League por problemas económicos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario