TENSIÓN BÉLICA

Corea del Sur inicia ejercicios pese a la amenaza del Norte

Marines surcoreanos conducen un ejercicio con municiones reales en una disputada isla, pese a la amenaza de Corea del Norte de lanzar un nuevo ataque y al llamado de Beijing a la moderación de los estados rivales.

POR KIM DO-GYUN

YEONPYEONG, Corea del Sur (Reuters) - El estadounidense gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, quien procura realizar una mediación, calificó a la situación como "un polvorín" e instó a Pyongyang a que permita que Seúl realice los ejercicios bélicos.

Los analistas estaban escépticos respecto a la posibilidad de que Corea del Norte cumpla la amenaza que hizo el viernes 17/12, ante la promesa surcoreana de responder a cualquier ataque de Pyongyang.

Las fuerzas armadas surcoreanas dijeron que el ejercicio, que se extendería del sábado 18 al martes 21, seguirá adelante frente a las costas de la pequeña isla, que recibió fuego de artillería norcoreana el mes pasado.

"No emitiremos ningún anuncio de nuestro plan, pero los periodistas en la isla serán notificados con dos o tres horas de anticipación", dijo un oficial del cuerpo de marines que solicitó permanecer en el anonimato.

La niebla y ráfagas de viento podrían llevar a un aplazamiento temporal del ejercicio, dijeron funcionarios militares de acuerdo a citas difundidas por la agencia de noticias Yonhap.

Corea del Norte dijo el viernes que ofrecería una respuesta aún más poderosa que el ataque de artillería que dejó cuatro muertos el mes pasado en la isla de Yeonpyeong.

China, el principal socio de Corea del Norte, emitió el sábado un renovado llamado a la moderación, diciendo que nuevos choques en la península podrían afectar la estabilidad regional.

Rusia llamó a Corea del Sur a detener el ejercicio, convocando a los embajadores de Seúl y Washington para expresar su "preocupación extrema" sobre el ejercicio.

En Pyongyang, el gobernador Richardson, en una misión privada para reducir las tensiones, describió la situación como "un polvorín" e instó a Corea del Norte a que permita que Seúl lleve a cabo los ejercicios.

"Hay un enorme potencial para un error de cálculo", dijo en una entrevista telefónica con CNN. "Insto (a que Corea del Norte exhiba) moderación extrema (...) Calmemos las cosas", agregó.

El Departamento de Estado estadounidense ratificó la posición de Washington de que Corea del Sur tiene el derecho a conducir los ejercicios, pero indicó que también existe preocupación.

"Estamos absolutamente preocupados respecto a la trayectoria actual", dijo el portavoz del Departamento de Estado P.J. Crowley, agregando que Pyongyang era responsable de incrementar las tensiones.

"Confiamos en que Corea del Sur sea muy cautelosa en términos de lo que hace, pero dicho eso, atribuyamos la responsabilidad directamente a quien pertenece", declaró.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario