Ariel Ortega: Ausente sin aviso al entrenamiento podría quedarse afuera del clásico

El delantero no se presentó esta mañana a la primera práctica con vistas al partido con Boca. El cuerpo técnico intentó ubicarlo, pero no logró contactarlo. Las últimas informaciones indican que habría habido un problema con la hija del futbolista en el colegio

No hace mucho tiempo, Daniel Passarella, salió a defender públicamente a Ortega por llegar tarde a un entrenamiento del que fue marginado de los titulares. En aquel entonces, el DT le dio la derecha al jugador, favoreciendo su argumento que se debió a los problemas del tránsito.
Luego del partido con Belgrano en Córdoba, se supo de una charla muy fuerte entre el entrenador con Ortega y Gallardo porque denotaba ciertas rispideces entre los futbolistas. Hasta el punto, el enojo del entrenador, que los retó tras una dura crítica por perjudicar al equipo, y más, teniendo en cuenta que el rival que se viene es Boca. No es novedad que Ortega y Gallardo no se quieren, hecho que en su momento comentó Urgente 24.
También se dijo de que el regreso desde Córdoba en micro, y no en avión, se debió a un castigo del cuerpo técnico hacia el plantel para darle un baño de humildad a un conjunto que no rinde dentro de lo previsto en el campo de juego.
El horno de River no da para bollos y el faltazo de Ortega le echó más leña al fuego.
El faltazo del "Burrito":
La cita era a las nueve y media, para arrancar a entrenar a las diez de la mañana. De a poco, tras el largo viaje desde Córdoba, los autos de los jugadores se iban estacionando en el predio de Ezeiza para arrancar una semana crucial: la del superclásico. A la hora de empezar a moverse faltaba uno, el "Burrito" Ortega.
Allí el cuerpo técnico comenzó a llamar al celular de Ortega y a su casa. Nunca consiguieron contestación del otro lado de la línea, lo que comenzó a inquietar a Passarella. Es que todavía no se conocen los motivos de su ausencia y el aliciente es que en esta oportunidad es sin aviso.
Terminó la práctica, los jugadores se ducharon, se subieron a sus autos y se fueron. De Ortega jamás hubo rastros en la nublada mañana de Ezeiza. Nadie declaró nada y las explicaciones faltan, por el simple hecho de que no las hay. Todo a cinco días de salir a jugarse el futuro del campeonato con Boca. Nada más y nada menos.
Respecto a este tema, Domingo Díaz, vicepresidente de River, declaró: "No tenemos que juzgar. A lo mejor la ausencia es jutificada, pero todavía no se los motivos".
Díaz también desmintió los rumores sobre una posible prórroga en la licencia de José María Aguilar. "Hablo día por medio con él, que está descansando con su familia, y nunca hablamos de esa posibilidad", finalizó.
River está en problemas, y en el horizonte, se viene Boca.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario