CRISIS EN LA EUROZONA

Moody's pone en revisión la calificación de España

La agencia de calificación crediticia Moody's puso en revisión el rating de 'Aa1' de la deuda de España y la rebajaría debido a la "vulnerabilidad por las necesidades de refinanciación que tiene para 2011".

La agencia de calificación Moody's anunció que ha colocado en vigilancia negativa la nota "Aa1" de España, según ha anunciado en un comunicado. A pesar de ello, la agencia reconoce que España está en mejor situación que otros países de la Eurozona y que por eso su deuda no perderá el nivel Aa.

 
Moody´s da 3 razones para su decisión: 
 
> los problemas de financiación derivados las necesidades financieras del Estado español para 2011; 
 
> el potencial incremento del coste de las ayudas al sector financiero, lo que elevaria el ratio de deuda pública/PIB, y 
 
> las dudas sobre la capacidad del Gobierno para mejorar el saldo de sus cuentas por el poco control que tiene sobre las autonomías.
 
Además, la agencia también ha decidido poner bajo revisión para una posible rebaja el rating del FROB, que también es de Aa1, ya que su deuda está totalmente garantizada por el Gobierno.
 
Según el comunicado, "Moody´s cree que los riesgos a la baja mencionados justifican la puesta bajo revisión para una rebaja el rating de España", según Kathrin Muehlbronner, vicepresidente de Moody´s y analista jefe para España.
 
"Sin embargo, Moody´s también quiere recalcar que continúa viendo a España con un crédito mayor que otros miembros de la Eurozona en problemas. Esto se refleja en el rating, significativamente más alto para la deuda española. Por lo tanto, la revisión de Moody´s muy probablemente concluirá con que el rating de España se mantendrá en el nivel Aa".
 
Además, la agencia ha explicado que no cree que la solvencia de España se encuentre amenazada, y que en su escenario base no espera que acuda al fondo de rescate europeo. 
 
Pese a ello, las necesidades de financiación, tanto del Gobierno central como de las autonomías y la banca, hace posible que el país pase por nuevos periodos de dificultades de financiación.
 
Según los cálculos de la agencia, el Gobierno necesita € 170.000 millones en 2011, incluso teniendo en cuenta las aportaciones de las últimas privatizaciones. 
 
Además, los gobiernos regionales tendrán que refinanciar € 30.000 millones, y en el caso de la banca la cantidad asciende a € 90.000 millones.
 
Moody´s asegura que cumplir con estas necesidades serán más complicado dada la fragilidad de la confianza de los mercados internacionales, debido a las especulaciones sobre el tratamiento a los acreedores en caso de que España necesitara ayuda. 
 
A pesar de ello, cree que España tendrá capacidad para refinanciarse.
 
En cuanto a los problemas de la banca, Moody´s estima que las necesidades serán moderadas, aunque en el caso más complicado podrían ascender a € 80.000 millones e incluso a € 90.000 millones si tienen que cumplir con exigencias de capital mayores que las actuales.
 
Por último, Moody´s tiene dudas de la capacidad del Gobierno para llevar a cabo las reformas estructurales necesarias en los próximos 3 años / 4 años, en concreto y principalmente en relación con el compromiso de los gobiernos regionales para controlar el gasto y la propia capacidad del Gobierno para imponer disciplina fiscal a nivel regional.
 
En este sentido, la agencia cree que los últimos pasos para mejorar la transparencia de las cuentas públicas, que califica de tímidos, no acabarán con el problema de la disciplina fiscal. Moody´s recuerda que los gobiernos regionales parece que no van a cumplir con sus objetivos para este año. Además, critica que no haya propuestas para reducir el gasto estructural en áreas como la sanidad o la educación.
 
También señala como punto a tener en cuenta el hecho de que el Gobierno no tiene poder para restringir las emisiones de deuda que han llevado comunidades como Valencia o Cataluña.
 
Además, Moody's considera que España puede sufrir un "potencial incremento de su ratio de deuda pública que podría implicar que el coste de la recapitalización de los bancos podría ser mayor de lo que se esperaba", bien para poder afrontar el deterioro de activos más altos de lo esperado, o para mantener la confianza de los mercados mayoristas.
 
La agencia señala también que entre los motivos que pueden influir en esta posible rebaja se encuentran las dudas que genera la capacidad de España para conseguir la mejora sostenible y estructural de las finanzas nacionales que hace falta debido al escaso control que tiene el Gobierno central sobre las cuentas de las Comunidades Autónomas.
 
Sin embargo, Moody's ha destacado que sigue considerando que España tiene el crédito más fuerte que el de otros países de la eurozona. "La revisión de Moody's probablemente resulte en un rating para España en la banda de 'Aa'", añadió la agencia, que no considera que la solvencia de España esté amenazada y no prevé que el Gobierno necesite pedir el apoyo del Fondo de Estabilidad", según explica en un comunicado la analista de Moody's para España, Katrhin Muehlbronner.
 
"(Moody's cita) cuestiones que han estado en las pantallas del radar durante algún tiempo, pero que de cualquier manera, en esta coyuntura, tienen el potencial de generar un impacto negativo en la tónica del mercado", expresó Nick Matthews, economista de RBS, según las declaraciones recogidas por Reuters.
 
La crisis de deuda soberana que atraviesa Europa este año, tras los rescates de Grecia y de Irlanda, han provocado la desconfianza de los mercados sobre la deuda y la situación económica del resto de países periféricos, como España y Portugal, que están sufriendo un duro castigo. España está en el centro de todas las miradas, ya que todos los expertos coinciden en que es demasiado grande para caer y provocaría una grave crisis en toda la eurozona.
 
El pasado 30/09 Moody's rebajó la calificación de la deuda española desde la triple 'A' hasta 'Aa1'. Se unía así a Fitch y a Standard & Poor's, que a finales de abril recortaron la nota de nuestro país desde 'AAA' hasta 'AA+' y desde 'AA+' hasta 'AA', respectivamente.
 
La prima de riesgo de España se ha incrementado en lo que va de año más de 320%. 
 
El diferencial entre la rentabilidad del bono español a 10 años y el alemán, de referencia en Europa, encadenó el martes 14/12 su 4to. día de incrementos y cerró en 248 puntos básicos, tras haber marcado el pasado 30 de noviembre máximos desde agosto de 1996 al superar los 280 puntos básicos.
 
El martes 14/12 el Tesoro español pagó 45% más por colocar letras a 12 meses y 39% más por las letras a 18 meses y, pese a ello, no alcanzó el máximo previsto para la emisión. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario