¿Qué hice mal? Aprenda a liberar el orgasmo femenino

¿Qué hice mal? ¿Por qué no consigo que ella logre un orgasmo? Al parecer, él no es un experto en llevarte al orgasmo. ¡Ayudalo!, hay formas muy sensuales de enseñarle que su vida sexual puede ser más apasionada. Pero, ¡ojo! No necesitás decirle que lo está haciendo mal.

La capacidad que tienen las mujeres para lograr un orgasmo es impresionante. Pueden tenerlos repetidamente y siempre estar listas para producir más. Esta capacidad es ilimitada. 
Pueden experimentar orgasmos de clítoris, orgasmos en el Punto G, orgasmos vaginales, orgasmos eyaculatorios, orgasmos mezclados, y no solamente uno de estos sino múltiples de cualquiera de éstos. Inclusive son beneficiadas con una pieza del cuerpo que el único propósito que tiene es brindar placer sexual: el clítoris. 
Esto puede parecer un poco injusto para los hombres que típicamente alcanzan un orgasmo y luego se van a dormir.
Pero, entonces, ¿por qué muchas mujeres se frustran y no consiguen estar satisfechas cuando hacen el amor? ¿Por qué el orgasmo femenino sigue siendo un sueño evasivo, uno en el cual aunque el sexo sea agradable no es satisfactorio, o aún peor, fingiendo un orgasmo para salvar el ego de su pareja? 
Si finge el orgasmo quizás lo hace para tener un verdadero control sobre él. Pero si el hombre se da cuenta de que no puede satisfacer a su pareja, tristemente se preguntará: ¿Qué hice de malo? ¿Por qué no consigo que ella logre un orgasmo a pesar de haber hecho todo lo posible? De esa manera hiere su autoestima sexual y siente que ha fallado como hombre.
El primer paso para liberar un orgasmo femenino es que ambos entiendan, mujeres y hombres, que los hombres no son los que dan a las mujeres un orgasmo. Las mujeres se permiten solas tener o no orgasmos. 
A pesar de la creencia popular, no importa cuán bueno sea su amante, a menos que su pareja pueda darle hasta los placeres de su propio cuerpo, que ella no tiene orgasmos. Por eso la experimentación por sí sola puede abrir la puerta para que la mujer sea orgásmica. Liberarse de la "presión" de estar con un hombre, y tomar la responsabilidad de su propio goce sexual.
Esto es muy importante. Si su mujer lo está culpando, y usted también la culpa a ella de no tener orgasmos, es absolutamente posible, incluso probable, que ambos estén enfocando mal el asunto para solucionar el problema. 
Quizás, la primera ocasión en que se amaron, el desempeño de tu pareja en la cama no logró hacerte vibrar, sin embargo la sesión de sexo fue completamente ardiente. Y, al día de hoy, él ya ha disfrutado de bastantes sesiones más como para instruirse bien en lo que vos requerís, ¿pero aún te está dejando con deseos?
Hasta un hombre que es excelente en sexo, tal vez no domine perfectamente qué movimientos especiales contribuyen a que vos alcances el éxtasis. Y esto puede ser un gran problema, a menos que le hagas saber de qué forma podría complacerte del todo. Eso sólo se lo podés enseñar vos.
Pero no te agobies, te damos un buen consejo para arreglar esta situación. Los hombres en el fondo siempre están dispuestos a tener iniciativa, así que aprovechala y dale a tu pareja una enseñanza sexual efectiva. Por supuesto, que no necesitas decirle que lo está haciendo mal ni lastimar su autoestima.
Esta noche, cuando empiecen a juguetear, poné tu mano sobre la suya y enseñale los lugares donde te fascina que te acaricie, tus zonas erógenas más poderosas. Con tus dedos sobre los suyos, mostrale con qué presión y con qué ritmo te encanta que te acaricie. Recordá que podés lograr que la vida sexual de ustedes como pareja sea todo lo apasionada posible.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario