WIKIGATE

Escándalo en Perú por connivencia entre militares y narcos

La tormenta política en Perú estalló luego de la publicación de cables de la embajada estadounidense que revelaban una suerte de alianza entre narcos y altos mandos militares. Según USA, los sobornos de narcos a militares hacen inviables los planes para erradicar las mafias del país.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Un informe de la embajada estadunidense en Lima, divulgado por WikiLeaks y los periódicos El País y Le Monde, el cual involucra a altos mandos militares peruanos con el narcotráfico, generó ayer una tormenta política en Perú y obligó al ejército a rechazar las acusaciones.

El informe, enviado en 2009 por el ex embajador Michael Mckinley, ahora en Bogotá, acusa al jefe del ejército peruano, general Paul da Silva, de haberse reunido con un empresario pesquero antes de que éste último fuera detenido en 2007 por tratar de sacar del país 840 kilos de cocaína en un embarque de pescado congelado.

Se añade que “altos mandos militares reciben lucrativos pagos de los traficantes de drogas que operan en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE)”, la mayor zona cocalera de Perú (sudeste).

“Diversos analistas sostuvieron que los militares se niegan a ejecutar un plan serio para pacificar el VRAE, debido a que los sobornos de los narcotraficantes son muy rentables”, dijo Mckinley y aseguró que la red de corrupción que creó Vladimiro Montesinos la década pasada, cuando era el todopoderoso asesor del por entonces presidente Alberto Fujimori, sigue funcionando.

En respuesta, Paul da Silva calificó de “cable de la infamia” el informe que busca, dijo, “dañar el honor de las instituciones armadas (…) pero no lo van a lograr”. Adelantó que podría entablar una demanda penal contra McKinley, a quien acusó de “irresponsable”.

A la vez, el ministro de Defensa, Jaime Thorne, dijo que no hay evidencia de que en el ejército sobreviva tal “red de corrupción” implantada por Montesinos, condenado a 25 años de cárcel.

“No tengo ninguna evidencia de ello”, dijo pero se comprometió a tomar “las acciones más drásticas” en caso de existir algún nexo entre oficiales del ejército y el narco.

Thorne dijo que Da Silva seguirá en el cargo de Comandante General del Ejército, ya que las denuncias filtradas no son concretas.

Según USA, la amenaza de la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso sobre Perú “se ha limitado pero no eliminado” y su violento rebrote, su asociación con el narco y la retórica antiyanqui de sus propagandistas “intranquiliza” a USA, cuya embajada colabora con los servicios de inteligencia y apremia la ayuda militar para impedir que Sendero cree una zona liberada en áreas sin apenas presencia del Estado, como ocurrió a fines de 1990 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario