CIERRE DEL APERTURA

River le ganó (4-1) a Lanús y ¿cómo explicamos que Huracán le ganó (1-0) a Independiente?

River goleó a Lanús 4-1 en el Sur en un partido en el que fue muy oportuno y contundente, ya que el desarrollo no mostró semejante diferencia. En el otro partido que abrió este lunes, Huracán dio el golpe y derrotó al campeón de la Sudamericana. ¿Cómo explicamos este resultado del golpeado Huracán?.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) River cerró el Torneo en la cuarta posición, mejor registro en un Torneo del 2008 a esta parte. Hay que destacarlo por más que el hincha considere que es poco por lo que River implica. Algo es algo. Y más como venía.

La situación de J.J.López ahora con esta goleada se fortaleció de nuevo con esto de los vaivenes anímicos que generan los resultados. López dijo lo que dijo en su momento (que se iba) pero después Passarella mandó a que se retracte porque si Sabella lograba el título con Estudiantes (tal como sucedió), lo más probable era que continuara en La Plata.

Por eso, como lo más probable (sería lo más inteligente) es que Sabella siga en el Pincha por lo de la Libertadores, la opción López pasó a ser de nuevo una buena alternativa para Passarella. Así las cosas.

El resultado de hoy ante Lanús dio una vuelta de página respecto de la sorprendente derrota sufrida ante Estudiantes (por lo de la goleada) y se va de vacaciones con una alegría.

El primer tiempo el que hizo mejor las cosas fue el equipo dirigido por Juan José López. Ya desde el minuto mostró las garras con un Buonanotte inspirado que, en su función de mediapunta, estuvo dos veces a punto de vulnerar a Caranta con sendos zurdazos que se fueron apenas desviados.

Sin deslumbrar el visitante estaba más ordenado y era el único de los dos que arrimaba peligro, aunque siempre con poca profundidad y con remates de media distancia. Lanús, con la apuesta de juntar a varios jugadores de buen pie, apenas arrimaba hasta tres cuartos, donde morían contra Almeyda y Acevedo.

A los 28, Roberto Pereyra llegó al fondo, sacó un hermoso centro para Erik Lamela, quien anticipó a su marcador y tocó al gol. El 1-0 era un premio merecido, pero a River le duró un suspiro por la ineptitud e irresponsabilidad del paraguayo Adalberto Román, quien metió la mano en su área y posibilitó el empate de Silvio Romero, de penal.

Pero River se levantó en el comienzo del complemento y con una ráfaga liquidó el partido. A los seis minutos, Román se redimió del error que le había costado el empate, ganó tras un corner y puso el 2-1. En la jugada siguiente, Pavone se adentró en el área, fue derribado por la torpeza de Hoyos y el ex Estudiantes cambió la infracción por gol.

Con la desventaja Lanús adelantó sus líneas y tuvo algunas chances para descontar, pero Castillejos no estuvo en su tarde. A los 31, mediante una carambola, River cantó el cuarto: Caranta se demoró en rechazar una pelota y cuando lo hizo el balón rebotó en Pavone, que había ido a atorarlo, y se metió en el arco desguarnecido. Para el final sólo quedó tiempo para la tardía expulsión de Hoyos, quien se cansó de pegar, y cerró una tarde para el olvido.

Perdió el Campeón de la Sudamericana:

Independiente perdió por 1-0 ante Huracán en Parque Patricios, llegó a los 8 partidos sin ganar en el Torneo Apertura y terminará el 2010 en el último lugar, ya que aún debe un partido ante Tigre (se jugará el año próximo). El alivio fue de Huracán, que volvió a festejar luego de 6 caídas aunque todavía está anclado en la zona de Promoción.

Por el lado de Independiente, su técnico Antonio Mohamed -confeso hincha de Huracán- respetó al público local y, si bien el plantel ingresó al campo de juego antes del partido con la Copa Sudamericana que ganó el miércoles pasado frente al Goias de Brasil, no dio la vuelta olímpica.

Carlos Matheu, el capitán del equipo, cargó en sus manos el trofeo y al llegar al círculo central lo levantó por sobre su cabeza, y recibió el aplauso del público que llegó al estadio Tomás Ducó en la previa del encuentro.

Otro que recibió el reconocimiento de los hinchas de ambos equipos fue el Turco Antonio Mohamed, quien vestido de negro, levantó la mano derecha, cuando fue a buscar su lugar en el banco de suplentes frente a la platea Miravé.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario