SE FUE BORGHI

El Torneo se cobró la 8va. víctima: Borghi renunció a Boca en el hotel

La dolorosa derrota ante River en el Monumental fue el último capítulo del ciclo de Claudio Borghi como técnico del Xeneize. Los dirigentes intentaron evitar que renunciara en el vestuario del club de Núñez, tal como lo hizo Miguel Brindisi en 2004. Si bien ese objetivo se cumplió, el entrenador dijo adiós apenas llegó al hotel Emperador y se avecina un nuevo interinato de Roberto Pompei.

Cinco meses después de ser presentado oficialmente como nuevo entrenador del Xeneize, Borghi le puso fin a una etapa signada por la desilusión. En los 14 partidos oficiales que duró su ciclo, se cosecharon cinco victorias, dos empates y siete derrotas. La ausencia de Juan Román Riquelme (recién volvió ante Argentinos, tras su operación), las falencias del esquema 3-4-1-2 y la incertidumbre que demostró ante cada golpe fueron los factores que desencadenaron el abrupto final.

Las prometedoras palabras que el 20 de mayo había pronunciado el Bichi ya son un simple recuerdo, un fiel reflejo del fracaso de un proyecto que despertaba esperanza. “Es el desafío más importante de mi carrera, como movimiento futbolístico y social Boca es muy importante. Es un club demasiado importante, estamos muy conscientes de esto, muy satisfechos y esperamos poder hacer bien las cosas”, habían sido las palabras del técnico en su llegada a la Ribera, luego de conquistar el Clausura 2010 con Argentinos.

A partir de mañana, Roberto Pompei asumirá al frente del plantel como técnico interino y comandará la práctica, con el partido del domingo ante Arsenal en el horizonte. El Tito había reemplazado a Abel Alves en el último Clausura. No obstante, ya comenzó la danza de candidatos para sentarse en el banco local de la Bombonera. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario