Gobernadores, aún no convencidos con el pago al FMI, suman presión

Pese al fuerte apoyo manifestado ayer por el Senado nacional, la cancelación de toda la deuda argentina contraída con el Fondo Monetario Internacional no termina de convencer en algunas provincias. El principal abanderado de esta negativa es el gobernador neuquino Jorge Sobisch, un ultraopositor que no ahorró críticas para la decisión de Néstor Kirchner. Resulta que en las provincias se disparó el ansia por lograr que la Nación ahora acceda a negociar una reestructuración del pasivo de los distritos del interior, que asciende en conjunto a cerca de $80.000 millones y está contraída en cerca de 70% con la administración federal.

"Independientemente de las discusiones técnicas, se ha tomado por asalto al Parlamento argentino y al Banco Central", fue una de las duras frases que Sobisch dedicó a Kirchner, a quien además endilgó "autoritarismo y desequilibrio emocional".

Según el neuquino -lanzado como candidato a presidente 2007-, con esta situación el Banco Central "pierde su autonomía", ya que "lo maneja el Presidente a su antojo", a la vez que señaló que el organismo que encabeza Martín Redrado "pierde US$10 mil millones y le dan un papelito que Dios sabrá quién lo tendrá que pagar".

"Se están sacando reservas que no son del Presidente; el Presidente no es el dueño de la chequera y no puede disponer de esta plata", se quejó Sobisch.

Cabe recordar que el gobernador neuquino había manifestado que el día del anuncio del pago al FMI el jueves pasado, el Presidente no lo había invitado a la Casa Rosada, por lo que integró la lista de mandatarios que no concurrieron al convite.

Por su parte, desde el Congreso, el diputado nacional José Brillo (MPN-Neuquén), siguió la línea de Sobisch. "En este momento el país tiene otras necesidades como es infraestructura para recuperar la producción", señaló en su momento, cuando la discusión sobre el pago de la deuda se dio en la Cámara baja.

Según Brillo, "la toma de decisiones por parte del Poder Ejecutivo genera un debilitamiento muy fuerte de las instituciones, ya que avanzar sobre el Banco Central y sobre el Congreso dado que el artículo 75 de la Constitución establece que es a este cuerpo al que le corresponde tratar el pago de la deuda".

Volviendo a las repercusiones entre gobernadores, otro de los que tampoco participó in situ del resonante anuncio de Kirchner fue el salteño Juan Carlos Romero (PJ) que, sin ser oficialista, tampoco cultiva el duro perfil opositor de Sobisch. Por lo pronto, el mandatario norteño afirmó en clave cómplice con Kirchner que "las deudas son para pagarlas" y aunque económicamente no cambia mucho, el gobierno hizo bien políticamente en cancelar con el FMI.

"Acá hay corresponsabilidades. El Fondo se equivocó varias veces y nosotros nos equivocamos varias veces. Si uno lleva a un banco proyectos irresponsables, se equivoca el banco pero también me equivoco yo. Y la Argentina, por muchos años, siguió soñando y endeudándose", concluyó el salteño.

Por su parte, el gobernador de Mendoza, el radical Julio Cobos, un aliado de Kirchner, vio postergadas sus aspiraciones de firmar tres acuerdos con la ANSeS (entre ellos, aquel que habilita la jubilación de unos 100 jueces "indexatorios", que aumentan sus salarios de acuerdo con la inflación).

Según trascendió ayer, la Nación le habría recriminado la falta de apoyo político de los legisladores de la UCR al decreto del Ejecutivo Nacional que autoriza cancelar la deuda con el FMI.

En lo que respecta al mayoritario núcleo de gobernadores oficialistas, las loas al pago al FMI ya fueron manifestadas el mismo día del anuncio.

Aun así, la cancelación de los US$9.810 millones disparó en las provincias el ansia por lograr que la Nación ahora, con sus finanzas más tranquilas, acceda a negociar una reestructuración del pasivo de los distritos del interior, que asciende en conjunto a cerca de $80.000 millones y está contraída en cerca de 70% con la administración federal.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario