BUEN DEBUT DE SAN MARTÍN

Los sanjuaninos le ganaron 2-1 a Tigre en el debut de Primera

Con goles del brasileño Roberval cerca del final del primer tiempo y de Lucas Landa en el complemento, el conjunto de Daniel Garnero superó a Tigre (descontó con Emanuel Pío) por la segunda fecha del Torneo Apertura. Cabe recordar que San Martín debe su partido con Independiente de la fecha inicial.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) En San Juan, prosiguen con festejos. Festejaron en la Promición con el Ascenso ante Gimnasia en el Bosque, y ahora San Martín se alzó con un triunfo en su debut de Primera.

El debut de San Martín de San Juan no pudo ser mejor. El sol de la tarde iluminó la ciudad de cuyo, y la victoria por 2-1 ante Tigre también iluminó y dejó más vivo que nunca el sueño de los de Garnero: permanecer en la máxima categoría. 

Los goles del brasileño Roberval y Lucas Landa le dieron a San Martín de San Juan la ventaja suficiente como para transitar de manera tranquila la mayor parte del partido. El primero llegó a los 40' del primer tiempo y el segundo a los 37' del complemento de cabeza tras un corner. El único sobresalto llegó en tiempo adicionado, con el descuento de Emanuel Pío para Tigre, que le puso algo de suspenso al partido.

En un campo de juego en paupérrimas condiciones, el conjunto local siempre buscó manejar la pelota por abajo y redondeó un primer tiempo interesante ante un rival deshilachado. El Santo fue el claro dominador en los 20' iniciales con un endiablado Roberval por la banda derecha y con un picante Maxi Núñez por el sector izquierdo. 

Justamente, el brasileño, una verdadera pesadilla para Montero y Carrasco, llegó hasta el fondo a los 16' y la puso por abajo para el ex Estudiantes, que le pegó de manera defectuosa y dilapidó una chance clarísima para poner a su equipo en ventaja. Luego, aunque el dueño de casa siempre mostró algo más, el encuentro se hizo trabado y desordenado.

En ese contexto, Tigre salió un poco de la presión y se adelantó, pero jamás encontró desequilibrio y apenas puso en aprietos a la defensa rival. Sólo a los 26 llegó con riesgo: Luna peleó tras un pelotazo muy largo, la ganó y la abrió para Morales, quien llegó totalmente solo por la derecha y envió su disparo muy cerca del primer palo.   

Fue sólo una aproximación para un equipo perdido, sin juego colectivo ni maniobras individuales. Castaño no hizo pie y Román Martínez jamás se asoció con Morales. San Martín llegó a la merecida diferencia a los 39: Núñez habilitó a Roberval, quien la mató con el pecho y fusiló a Javier García. El 1-0 le puso justicia a la etapa inicial.

Tigre se adelantó desde el comienzo del complemento, presionó más arriba y metió mucha gente en campo rival, pero nuevamente careció de ideas y de justeza de tres cuartos hacia arriba. Morales no se encendió nunca y Román Martínez, el más participativo, no logró formar una sociedad interesante.

San Martín prefirió resguardar el resultado, retrasarse un poco y entregarle el protagonismo al Matador, aunque este mostró todos sus problemas ofensivos y nuevamente generó sólo un par de oportunidades de riesgo: a los 24, Maggiolo controló un centro desde la derecha y forzó una buena respuesta de Pocrnjic.

El visitante se fue apagando con el correr de los minutos pese a tener la pelota, mientras que el local mostró solidez y casi no sufrió, más allá de alguna pelota parada. Y sobre el final, cuando el resultado parecía sellado a fuego, Landa ganó tras un tiro de esquina y decretó el 2-0 para los de Garnero.

Tigre no renunció y llegó al descuento a los 45 con un derechazo de Pio pero de nada sirvió. San Martín fue mucho más que Tigre a lo largo de todo el partido, por más que otra haya sido la imagen final del juego con el descuento del equipo de Victoria..