OKUPAS EN EL INDOAMERICANO

Sin acuerdo por Soldati: Pedido de paciencia y 20 conclusiones críticas

En torno a Villa Soldati siguen las conferencias de prensa, el desconcierto y el intento de trasladarse las responsabilidades con obvias intencionalidades políticas. No hay acuerdo, y como señal institucional es terrible porque la sociedad percibe que sus líderes son inútiles. El sistema así se resquebraja.

por EDGAR MAINHARD

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Ninguna solución sobre el futuro del Parque Indoamericano. Por eso Mauricio Macri, acompañado de referentes de las colectividades de inmigrantes, pidió tiempo y paciencia a los vecinos de Soldati/Lugano, mientras esos líderes se lo solicitaban a su gente en el Parque ocupado. Antes, por separado, Aníbal Fernández insistió en el intento del Ejecutivo Nacional de culpar por todo a Macri. En definitiva, no se ha logrado resolver el problema inicial: si se vivirá dentro o fuera de la ley.

Él acordó con Aníbal Fernández que a las 17:00 del sábado 11/12 regresarán las fueras de seguridad nacionales al predio (ahora la Gendarmería Nacional, tal como lo solicitaban los vecinos ya que Aníbal no quería prestar a la Federal), armarán un cordón de contención de seguridad y también humanitario. Acerca de cómo seguirá la historia no hay nada.

Está muy bien que se pueda revalorizar a las colectividades boliviana, paraguaya y peruana arraigada en el país pero también es un retroceso: se está discutiendo algo que hace 15 días no estaba en discusión.

Y las diferencias entre líderes se superpone al enfrentamiento entre okupas (ahora respaldados por la izquierda que intenta lanzar su plataforma electoral en la que este tema y la captación de la CTA son prioridades) y vecinos de Soldati/Lugano.

 
Pero sí hay conclusiones.
 
1. Hay una ocupación ilegal que requiere un desalojo legal. Eso es el cumplimiento de la ley. No puede obviarse.
 
2. Hay enojo de los vecinos de Villa Soldati y Villa Lugano, y no puede ignorarse. Además eso significa que la situación debe resolverse cuanto antes y que la permanencia de la ocupación es insostenible.
 
3. Hay muertos, por lo menos 3. No puede ignorarse esa situación.
 
4. Hay burocracia excesiva en la política de viviendas de la Nación y del Gobierno de la Ciudad. Y una impactante ausencia de planificación que, en especial, no contempla la especulación existente en los barrios de emergencia, el abuso del hacinamiento en esos asentamientos.
 
5. Hay abandono del Parque Indoamericano. Mauricio Macri no pudo resolver los graves problemas estructurales de la zona sur de la Ciudad, prologando el fracaso de Aníbal Ibarra. Y el enorme predio del Indoamericano se encuentra casi a la deriva. Es otro fracaso de Macri.
 
6. Hay una pésima política inmigratoria de parte del Ejecutivo Nacional. La opinión pública percibe, desde hace tiempo, que una especulación que apunta a incrementar el volumen del voto clientelar propicia el ingreso ilimitado de pobres extranjeros...
 
7. Hay pobreza intensa en la Argentina. Mauricio Macri recordó que más del 30% de la población vive por debajo de la línea de pobreza. Hay marginalidad que demuestra que el boom económico no es para todos, y que el Frente para la Victoria desconoce cómo resolver el grave problema de ausencia de distribución del dinero que ingresa por la coyuntura global y el precio de las commodities (demostración de que el FpV nada tiene que ver con la bonanza).
 
8. Hay inflación creciente, que incrementa la pobreza y la marginalidad. Es irresponsable que el gobierno de Cristina Fernández no contemple que su política económica es inflacionaria y, por lo tanto, crea más y más pobres.
 
9. Hay un crecimiento desmedido de los asentamientos precarios en la Ciudad de Buenos Aires. Aníbal Ibarra lo potenció y el Ejecutivo Nacional reforzó esa tendencia (expresada en la expansión indebida de la Villa 31). Mauricio Macri decidió convivir con ello y con la corrupción y abusos que abundan en esas villas en los que siempre se consiguen 'punteros' y otros falsos líderes hambrientos de prebendas.
 
10. Hay narcotráfico creciente. Al Frente para la Victoria le molesta que se hable de eso pero hay mucho narcotráfico que se adueña de espacios en los barrios marginales donde el Estado tiene más ausencia.
 
11. Es errado enfocar todo este asunto como un problema exclusivo de inseguridad. Responder a la crisis de Soldati con la creación de un Ministerio de Seguridad es no entender nada. Ubicar a Nilda Garré, Marcelo Sain y Horacio Verbitsky al frente de las políticas de seguridad es aún peor.
 
12. Hay fractura social. No debería sorprenderle a un Frente para la Victoria que ha promovido las grietas políticas desde que llegó al poder, en 2003. Pero en este caso la situación es dramática. Y la fractura social es creciente.
 
13. Hay especulación política múltiple. Por especulación política, el Ejecutivo Nacional retiró a la Policía Federal y frenó el desalojo. Por especulación política el Partido Obrero, Quebracho y el Movimiento Socialista de los Trabajadores, además de la Corriente Clasista y Combativa, intentaron apropiarse del conflicto. Por especulación política, los de Macri estimularon la reacción de vecinos del barrio Capello.
 
14. Hay barrabravas en acción. Los vecinos de Soldati y Lugano parecen dispuestos a convocar a los barrabravas y financiarlos con tal que alguien expulse a los okupas ilegales, ya que el Estado no cumple con su misión. Y además en Soldati, Lugano y adyacencias viven muchos barrabravas.
 
15. Hay una actuación judicial medrosa, ignorante de la realidad, co-responsable de la tragedia.
 
16. Hay una actuación policial indebida. La Policía Metropolitana no se encuentra capacitada para la tarea de desalojo porque el Frente para la Victoria le exigió a Macri una fuerza de seguridad sin capacidad de represión sino de proximidad. La Policía Federal Argentina (cuya transferencia a la Ciudad fue negada por el Ejecutivo Nacional) es un apéndice de Aníbal Fernández (hasta ahora. Luego lo será de Nilda Garré).
 
17. Hay imprevisión en todo este asunto. Por eso se lo estiró. Por eso se lo multiplicó. Por eso se carece de herramientas y tácticas para frenarlo. Por eso hay peligro de desborde y de cruel enfrentamiento entre argentinos.
 
18. Hay desorientación entre los líderes políticos. Ellos no han tomado nota que desde 2003 la democracia acumula una deuda social voluminosa que está explotando, con graves consecuencias institucionales futuras.
 
19. Hay gente cerca de Mauricio Macri que opina que este asunto puede resultar el puntapié inicial de la campaña de reelección.
 
20. Hay gente que cree que Cristina Fernández opina que este asunto puede ayudar a dejar en claro que no habrá giro al centro o a la derecha, y que el legado de Néstor Kirchner (¿?) no será modificado.
 
Si el final fuese favorable a los okupas, habrá multiplicación de estos reclamos.
 
Si el final fuese favorable a los vecinos, en especial por mano propia, habrá un antecedente social muy complicado.
 
Si no hubiese final, también será conflictivo.
 
El asunto es muy grave. Gran parte de la sociedad argentina comienza a tomar nota que vivía a espaldas de la realidad.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario