CIBERGUERRA

Anonymous lanza una nueva operación y se redefine: "No hacemos daño, causamos problemas"

La inteligencia del subconsciente colectivo en Internet está tomando forma a través del grupo Anonymous, que de manera descentralizada lanza operaciones de todo tipo para defender la libertad de expresión en la red. Ahora el grupo sugiere a los internautas conseguir cables de Wikileaks no publicados por los medios de comunicación para leerlos frente a una cámara y publicarlos en Youtube. "Anonymous puede ser acusado de muchas cosas. Pero lo suyo es el equivalente digital a una acción no violenta de desobediencia civil. Provoca problemas más que daños", aseguran en una editorial de The Guardian.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Una forma interesante de inteligencia colectiva se está gestando en la red, atribuyéndosela al colectivo Anonymous (una agrupaciòn indefinible de Internet que abarca potencialmente a cualquier usuario de Internet). A la Operación Payback, que consistió en una serie de "ataques" a webs que hayan cooperado con el gobierno de USA para tratar de censurar a Wikileaks, le sigue una siguiente operación: Leakspin.

Según un póster atribuido a Anonymous del que se hace eco The Guardian, el grupo que no quiere ser considerado como un equipo de hackers, llama a los internautas a buscar los cables más relevantes publicados en las últimas horas, grabar un vídeo leyéndolo y subirlo a YouTube añadiéndole los tags que pueden crear más visitas. "Desde Tea Party a Bieber" (por el niño-cantante-prodigio estadounidense). Por último, meter enlaces a esos vídeos en el mayor número de webs, foros o blogs posible.

En un editorial del mismo diario se apunta a una idea interesante: "Anonymous puede ser acusado de muchas cosas. Pero lo suyo es el equivalente digital a una acción no violenta de desobediencia civil. Provoca problemas más que daños".

Después de todo el revuelo y la repercusión mediática que ha tenido la irrupción de Anonymous, el grupo se vio obigado ayer a enviar un comunicado en el que se definían como "la conciencia de Internet".

El último ataque

Algunos activistas comunicándose por canales de internet también llamaron a atacar sitios oficiales holandeses tras el arresto en La Haya el jueves de un adolescente de 16 años sospechoso de participar en la campaña en línea.

El ataque contra Moneybookers aparentemente bloqueó el sitio por unos cuatro minutos cerca de las 1235 GMT, pero posteriormente volvió a estar disponible. Los piratas informáticos prometieron continuar con sus ataques y citaron al sitio de Interpol como un posible blanco.

"Si no caemos en pánico y crecemos, nadie podrá detenernos", escribió un participante en una sala de conversación utilizada por lo que los activistas llaman campaña Operation Payback.

En un comunicado, Moneybookers confirmó que su sitio electrónico estuvo caído por algunos minutos pero que el servicio estaba nuevamente arriba.

"A la luz de los eventos recientes, hemos endurecido la seguridad y aplicado vigilancia adicional, lo que significa que pese a los ataques seguimos entregando nuestro servicio a usuarios y comerciantes 24/7"
, indicó.

En un comunicado, los activistas, que se llaman colectivamente "Anonymous", indicaron que no eran piratas informáticos sino "ciudadanos de internet promedio".

"No queremos robarles su información personal ni sus números de tarjetas de crédito. Tampoco buscamos atacar infraestructura crucial de compañías como Mastercard, Visa, PayPal o Amazon", declaró el comunicado.

"El punto de Operation Payback nunca fue atacar infraestructura crucial de ninguna de las compañías u organizaciones afectadas. En vez de eso, nos enfocamos en sus sitios corporativos, lo que es decir, su 'cara pública' en internet"
, afirmó el documento.

El comunicado agregó que sólo se trata de "una acción simbólica".

La semana pasada, la minorista en línea e importante servidor Amazon, detuvo su servicio al sitio electrónico WikiLeaks, y el jueves se volvió brevemente en el blanco principal de los activistas a favor de WikiLeaks.

El comunicado de Anonymous señaló que el ataque contra Amazon no sólo falló por falta de potencia, sino que sintió que "atacar a un gran vendedor minorista en línea cuando la gente compra presentes para sus seres queridos, sería de mal gusto".

Activistas dijeron que Moneybooks se convirtió en un blanco debido a que informó a WikiLeaks en agosto que cerró su cuenta en ese servicio para cumplir con las investigaciones de varios Gobiernos sobre el posible lavado de dinero y otros asuntos.
El comunicado siguió a uno emitido por WikiLeaks, que decía que el sitio electrónico no posee lazos con los ataques cibernéticos y que no los apoyaba ni los condenaba.

En el documento, el portavoz de WikiLeaks Kristinn Hrafnsson declaraba que los ataques eran "un reflejo de la opinión pública sobre las acciones de los afectados".

Algunos activistas de la libertad de información simpatizantes de WikiLeaks miran con recelo a los ataques de Anonymous, diciendo que la causa del sitio web no puede ser fomentada por la negación del derecho a la información de otros.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario