PERÚ

El Gabinete de Ollanta Humala: La sombra de sus ministros

La imagen positiva de Ollanta Humala en Perú antes de asumir en el gobierno es de un 55%, según Datum Internacional. El presidente electo nombró a su moderado gabinete el jueves y surgen los primeros cuestionamientos a los ministros entrantes: varios de ellos participaron en gobiernos militares y en el aparato fujimorista.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Ollanta Humala no podrá ocultar algunas sombras que caen sobre algunos de los ministros de su gabinete. El próximo premier, Salomón Lerner Ghitis, es un empresario que se inició en el sector público durante el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, luego tuvo cercanía al presidente Alan García entre 1985 y 1990, pero su rostro se hizo conocido cuando fue presidente de la Asociación Civil Transparencia en los tiempos en que la dictadura fujimorista se derrumbaba.

Fue uno de los protagonistas en la lucha de las instituciones para que el país retorne a la democracia.

En cuanto al flamante próximo ministro de Economía, Miguel Castilla, tiene a su favor sus grados académicos y su experiencia profesional: es doctor y máster en economía y trabajó en la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Mundial, además de ser jefe de asesores del gabinete del MEF durante la gestión de Luis Carranza y viceministro de Hacienda hasta hace pocos días.

Pero los apristas han revelado que él fue el gestor del Decreto de Urgencia 012, que frenó la inversión pública. Mauricio Mulder contó que Castilla era más radical que el ministro Ismael Benavides, y que siempre se opuso a las leyes a favor de los trabajadores, incluso cuando se lo pedía la bancada aprista.

Respecto al próximo canciller, Rafael Roncagliolo ha sido docente en diferentes universidades nacionales y extranjeras, y ha trabajado para organismos internacionales. En Perú tuvo notoriedad cuando –al igual que Lerner Ghitis– dirigió Transparencia; recientemente dirigió el organismo intergubernamental IDEA.

Participó también en el gobierno militar de Velasco Alvarado. Estuvo en el diario Expreso y también tuvo un programa televisivo.

En cuanto al elegido para el Ministerio de Defensa, Daniel Mora, tuvo que renunciar al Consejo Nacional de Inteligencia (CNI) durante el gobierno de Alejandro Toledo porque se reveló que el CNI realizaba una campaña de desprestigio contra el ministro del Interior, Fernando Rospigliosi.

En el caso del futuro ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, un informe de la Contraloría señaló que –junto a funcionarios de Proinversión– cometió abuso de autoridad y omisión de actos funcionales y negociación incompatible en el concurso público del Lote 88 de Camisea. Finalmente, la denuncia fue archivada por la Fiscalía.

Herrera rechazó el cargo y precisó que por su posición en defensa del gas para los peruanos intentaron involucrarlo en hechos dolosos, lo cual fue descartado por el Ministerio Público.

Entre los próximos ministros que menos dudas generan están Ricardo Giesecke, Aída García Naranjo y Kurt Burneo. Giesecke ha trabajado en la gestión pública y García Naranjo ha estado dedicada a lo social, pero desde la ONG Cedal.

Respecto a Burneo, destacó en el gobierno de Toledo como director del Banco de la Nación, donde promovió créditos a bajas tasas de interés para empleados públicos.

Imagen

El 55% de los peruanos aprueba la labor pública que viene desarrollando Ollanta Humala como presidente electo, según una reciente encuesta nacional de Datum Internacional.

El sondeo, realizado entre el 15 y el 20 de julio, indica además que otro 31% desaprueba esta gestión, mientras que el 14% no sabe/no opina.

Respecto a las expectativas que tienen los peruanos del nuevo gobierno nacionalista, el 49% considera que será “regular” y el 33% dice que será “bueno”.

El 11% no sabe/no opina, mientras que solo el 7% cree que será “un mal gobierno”.

La encuesta de Datum, realizada a 1,215 personas, entre hombres y mujeres de 18 a 70 años de edad, muestra que el 55% de los peruanos considera que la pobreza es el problema más urgente del país.

La corrupción (49%), inseguridad ciudadana (48%), falta de empleo (43%) y bajos sueldos (28%).

Dejá tu comentario