AFUERA COLOMBIA, ARGENTINA Y AHORA BRASIL

Brasil (0) perdonó demasiado y Paraguay (0) festejó en los penales (2-0)

¡Ni que los penales de Brasil los hubiera pateado Batista para que la prensa saque el foco de su cabeza!. Paraguay sacó de la Copa a Brasil en la definición por penales luego de empatar 0-0 en el reglamentario y suplementario. Brasil hizo todo para ganar, convirtió en figura a Villar y en los penales hizo todo para perder. Los tiró todos afuera.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24)  Otro dramático final en la Copa América. Brasil tuvo para definir la historia mucho antes que en el alargue y los penales, pero no tuvo precisión y el partido se estiró hasta el final con todos sus matices.

Brasil fue netamente superior a Paraguay, que estuvo lejos de hacer el partido que le empató a Brasil 2-2 en la fase de Grupos.

El ingreso de Maicon al equipo brasilero en lugar de Dani Alves frenó esta vez las subidas de Marcelo Estigarribia, fundamentales en aquel juego que hizo la diferencia muchas veces a favor de Paragua.

Los de Gerardo Martino sin este recurso se vieron frenados por completo.  Créanos que ni llegó al arco de Julio César en los primeros 45’. Y en el segundo arrañando.

Brasil fue el que asumió el control del juego, monopolizó la pelota siempre pero no lo pudo traducir en gol. El equipo de Mano Menezes tuvo 3 claritas para marcar: un remate de Neymar que se fue cerca del palo luego de una buena jugada colectiva de Brasil, otra de Lucio que tapó con los testículos de milagro Justo Villar, y otro remate de André Santos luego de un pase milimétrico de Ramírez.

Brasil buscó durante toda la primera mitad pero no encontró el gol que le hubiera dado a la etapa un marco de mayor justicia. Lejos estuvo Paraguay de jugar como en ese partido que ya hemos recordado. Muy pobre lo del equipo del ‘Tata’ Martino en la primera mitad.

La reanudación de las acciones mostraron el mismo partido que antes del descanso. Brasil asumió decididamente la iniciativa y le rodeó la manzana a Paraguay desde el inicio del complemento.

Antes de los 3’, Brasil no anotó de milagro. Neymar lo tuvo y no contó con suerte a la hora del remate. La segunda parte fue otro monólogo de los brasileros. Justo Villar tapó dos pelotas de gol increíbles. Las dos ocasiones fue ante Alexandre Pato que no podrá dormir por todo lo que despilfarró.

El arquero Julio César fue un espectador de lujo porque Paraguay jugó muy lejos del arco pero muy cerca del suyo. En una ocasión Barreto sacó de la línea un gol cantado de Fred, ingresado en los minutos finales por Neymar.

Brasil fue netamente superior a Paraguay y lo desbordó por todos los sectores del campo. Lo hizo por los flancos, por le medio y en el jugo aéreo. Parecía mentira que el partido siguiese 0-0 casi llegando a los 90’ con todo lo que generó Brasil en materia de peligro.

¿Impericia en Brasil para definir?. Seguro. Aunque mucho tuvo que ver la fortuna en varias situaciones. Se fueron los minutos reglamentarios y Brasil no había podido quebrar a Paraguay, que sólo apostó a un error salvador o a los penales. No le quedaba mucha opción a Paraguay de acuerdo a lo propuesto y a lo visto.

Finalmente, Brasil no anotó su gol y el partido debió definirse en el alargue. Tercer partido de cuartos de final, y todos al alargue. El de Perú, el de Uruguay y ahora el de Brasil, netamente superior a su rival.

En el inicio del suplementario, todo se hizo más equilibrado. Paraguay pudo salir un poco más de su campo y se hizo un partido de zona media. Brasil bajó un poco la intensidad de sus ataques. Lógico.

A los 12’, se pudrió todo. Una jugada normal terminó en escaramuza y en agresiones entre los jugadores. Sergio Pezzotta le sacó roja a Lucas Leiva (Brasil) y a Alcaraz, zaguero de Paraguay. Más dramatismo al dramatismo del final.

En el segundo suplementario, Brasil salió como en el reglamentario. Dio la impresión como que tomó un descanso en el inicio del reglamentario. Paraguay otra vez retrocedió sus líneas y miró definitivamente con mucho cariño a la definición por penales.

La última, a pesar de todo, la tuvo Paraguay con un tiro de volea de Haedo Valdez que se fue desviado aunque la intención había sido inteligente. Brasil terminó apretado y el miedo lo invadió en el final. Parecía mentira que una jugada podía echar por tierra todo el esfuerzo que mereció un desenlace diferente.

El destino, otra vez, llevó la definición a los penales y castigó a Brasil. Paraguay ganó la serie y gritó con todo el triunfo. Brasil perdonó en el partido y lo pagó carísimo. A preparar las valijas.

Increíble definición por penales porque los brasileros Elano - Thiago Silva- André Santos  y Fred, fallrorn los penales lo mismo que Barreto en Paraguay. Pero metieron  Estigarribia y Rivero y por eso Paraguay se metió en semifinales.

Dejá tu comentario