GUERRA POR WIKILEAKS

Twitter y Facebook cierran cuentas para detener la Operación Revancha

Para tratar de contener la avalancha de ataques generados por un grupo anónimo de hackers en venganza por la detención de Julian Assange, Facebook y Twitter cerraron las cuentas que los activistas usaban en esas redes sociales. para comunicarse.  Podría haber represalias de los hackers.

La campaña online, conocida como Operation Payback (Operación Revancha) ha usado sitios de redes sociales, además de foros de chateo, para coordinar sus asaltos computarizados. Ambos sitios han removido cuentas que aparecen bajo el nombre de la campaña, aparentemente por ligar herramientas de hackeo y otras medidas que violan los términos del servicio. 
 
Pero las medidas contra los “hacktivistas” colectivos anónimos no no impidieron que interrumpieran el servicio de sitios web pertenecientes a Visa y el gobierno suizo y nuevas cuentas ya aparecieron en su lugar. 
 
El propio sitio WikiLeaks ha estado usando Twitter y Facebook como principales canales de comunicación, a pesar de presiones de políticos estadounidenses para quitar el apoyo al sitio del delator. 
 
Amazon, PayPal, Visa y MasterCard todas han dejado de trabajar con WikiLeaks en la última semana, cada uno argumentando que el sitio infringió sus términos de servicio, y no que actúan como respuesta a una intervención del gobierno. 
 
Anonymous, que trabaja en forma independiente de WikiLeaks, ha atacado a esos sitios diciendo que desaprueba todo lo que se parezca a censura en Internet. El miércoles, interrumpió el proceso de pagos online de MasterCard en uno de los días más activos del año para la compra online. 
 
Sitios pertenecientes al senador Joe Lieberman, feroz crítico de WikiLeaks, Sarah Palin, ex candidata a la vicepresidencia y el fiscal sueco que está investigando cargos contra el fundador Julian Assange por ofensas sexuales, también fueron objeto de oleadas de tráfico hostil.
 
El ataque de las dos grandes redes sociales contra Anonymous podría acarrear represalias de los hacktivistas. Operation Payback el miércoles citó a Twitter como objetivo posible, diciendo que está bloqueando a WikiLeaks acceso a su “Trends list” (lista de tendencias), que son los temas más populares de discusión en el sitio. 
 
Twitter ha negado una y otra vez esa acusación. “Twitter no está censurando a WikiLeaks, cablegate u otros términos relacionados de su lista de Tendencias de sus “trending topics”, dijo en una declaración a principios de semana, agregando que la lista era generada automáticamente por un algoritmo, no por personas. 
 
El sitio de Visa estaba inaccesible desde Londres en el día de ayer. El blog de PayPal y otros servicios también tuvieron problemas, aunque su sitio principal hasta ahora ha aguantado los ataques. Anonymous se ha hecho cargo de los ataques. 
 
En un manifiesto publicado online el jueves, Anonymous dijo que “no es de ninguna manera un grupo de hackers”, y se describe a sí mismo como “descentralizado” y “parecido a un río”. Dijo que Operación Revancha, una campaña que no ha terminado y que va “contra aquellos que buscan hacer mal uso de Internet", ahora “está dirigida hacia aquellos que emplean medios injustos para pelear contra WikiLeaks”
 
La declaración continúa diciendo que no se propone atacar la “infraestructura crítica” de Visa y Mastercard, pero sí alterar sus sitios corporativos. 
 
“La anarquía por la anarquía misma no es el objetivo de Operation Payback,” dice. “Anonymous no busca alterar la paz pública ni al ciudadano común de internet; los ciudadanos comunes en internet son, en su gran mayoría, como nosotros: Anonymous”. WikiLeaks dijo en una declaración que “ni condena ni aplaude esos ataques” de Operation Payback.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario