GOLEADA INESPERADA

Estudiantes 'aplasta' 4-0 a River y tiene medio título en el bolso

Estudiantes (42) derrotó a River en el Monumental y se quedó con un triunfo decisivo. Los goles de Alejandro Desábato, Matías Sánchez, Marcos Rojo y Gabriel Mercado, le dieron la chance a Estudiantes de mantener la distancia de 2 puntos sobre Vélez (40) que le ganó 2-0 a Huracán en Liniers. Ahora sólo queda una fecha y dos partidos en los cuales reparar: Estudiantes-Arsenal y Racing-Vélez. ¿Habrá desempate?. ¿Estudiantes ganará y saldrá campeón?. Sólo queda esperar al fin de semana.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) No hay campeón por el momento y todo se estirará hasta el final con la chance de un desempate.  Estudiantes mantuvo los dos puntos de ventaja con la chance de que si gana su partido será el campeón, independientemente de lo que suceda con Vélez en Avellaneda.

No era el día más alegre para la familia riverplatense. Al adiós del Negro José Ramos Delgado de hace unos días, hubo que sumarle el de la reciente muerte de Federico Vairo. River acaba de perder dos grandes valores de su historia, que pasaron por el club también como formadores de jóvenes futbolistas.

Entre ellos, quien suscribe, y que es otro de los que siente un profundo pesar por la desaparción física de dos formadores de la magnitud  de Don José y Don Federico.

En cuanto al partido de hoy, los primeros minutos no dieron tregüa. Casi ni había comenzado el juego cuando Gastón Fernández de volea astilló el vertical derecho de Carrizo que sólo atinó a rezar.

Y a los 2', Alejandro Desábato, batió de cabeza el arco de River en la acción siguiente. Inesperadamente y desde el vamos, Estudiantes pasó a ganar 1-0.

Con el impacto del gol River salió a jugar el partido porque aún no había podido hacer pie y llevó a Estudiantes contra el arco de Orion. Había mucho tiempo por delante y meterse atrás era un riesgo muy grande para el puntero del Torneo. River tenía que vender cara la derrota transitoria y salió a presionar.

Sin darnos cuenta se armó un partido interesante, contenplando las necesidades de los participantes del juego. Uno luchaba por la tabla de arriba y el otro por la de abajo. Y un detalle. River llegó a este juego como invicto de local. ¿Justo hoy?,  se preguntaba Vélez cuando se jugaban 10 minutos.

A los 11' un tiro libre de izquierda de Lamela dio en el palo izquierdo del vencido Orion que, como Carrizo antes con la Gata, sólo atinó a implorar a todos los santos. Estudiantes zafaba de milagro.

Se jugaban 20 minutos y ya River era el dominador de las acciones. Quizás no por demostrar ser superior a su rival sino por intenciones y obligaciones. Estudiantes sólo se limitó a ser pasivo después del gol de Desábato que nadie esperaba que se diera desde tan temprano. De un lado como del otro.

River esta vez intentó ganar más peso en ofensiva con el ingreso desde el vamos de Funes Mori pero no lo logró en los primeros 25 minutos de juego.

La presencia de Mariano Pavone no bastó para complicar seriamente a los defensores de Sabella que sólo se limitaron a estar atentos. Con eso les bastó en la primer cuartdo del partido.

Estudiantes sólo pudo aproximarse al arco de River cuando contó con un tiro libre. La ausencia de Verón y Perez en la mitad de la cancha fue muy notoria en Estudiantes a pesar de que se la rebuscó.

River tampoco mostró superioridad en el juego a pesar de tener más la pelota en su poder. Así se dio el juego en la primera media hora hasta que el árbitro detuvo el juego para que los jugadores se hidrataran.

Si bien no olvidamos el buen comienzo con el tiro en el poste de la Gata y el gol de Desábato, después todo se hizo muy entrecortado, friccionado y con mal trato del balón.

Sin Verón y Pérez en Estudiantes, el espectáculo pedía más de los Lamela, Pereyra, Acevedo, Pavone y compañia. Aunque esta vez brillaron  por su ausencia durante la primera mitad.

Un error de River en defensa de dormido, le dio la chance a la Gata de patear desde lejos al arco para contabilzar algo en favor de Estudiantes cuando hablamos de ataque.

La verdad, el partido empezó lindo y se fue haciendo muy feo con el correr de los minutos hasta el gol de Sánchez que le dio al Pincha el 2-0. Núñez escapó por la banda derecha y mandó el centro mortal para que el volante de Estudiantes empujara la pelota al gol.

La síntesis: Uno golpeó rápido y al faltarle los jugadores pensantes, sólo atinó a defenderse con la fortuna de estirar ventajas en el final del tiempo.

El otro, no menos obligado por historia y promedios, se mostró impotente por más que haya tenido más el balón en su poder. Todo lo hizo muy confuso y nadie tuvo claridad  ni personalidad para llevar al equipo dónde lo necesitaba.

Estudiantes se fue al descanso con todas buenas noticias. Ganaba su partido con comodidad, Vélez no podía quebrar a Huracán en Liniers y si todo se mantenía igual para la segunda parte, hoy mismo podía gritar Campeón una fecha antes de concluir.

Algo inesperado para muchos, si este panorama se mantenía, porque la gran mayoría apostaba a que esta historia se iba a dirimir en el final  del Torneo.

Para colmo de males para River y Vélez, en el comienzo del segundo tiempo River se quedó con un jugador menos por la expuslión de J. Maidana. El defensor lo tomó a Fernández de la camiseta y se tuvo que ir a los vestuarios.

Y encima Estudiantes le encajó el tercero en el centro seguido a la falta de Maidana. Al minuto, Marcos Rojo anotó el 3-0 ante un River descolocado que cometió una seguidilla de errores que terminó pagando caro. River quedó 0-3 y con un jugador menos en la cancha además de un negro panorama.

Así fue. A los 12 minutos Gabriel Mercado metió otro cabezazo en el arco de Carrizo (hoy no vio una) tras un centro de costado y River quedó perplejo. En definitiva el equipo de J.J López nunca se repuso del 2-0 antes del final del primer tiempo.

Encima cuando entró a jugar en complemento hizo todo mal y Estudiantes se lo facturó. Sin brillar pero se lo facturó. La contundencia del equipo de Sabella hizo la diferencia en un partido que a priori invitaba a pensarlo más parejo.

Lo que sucedió después es irrelevante y sólo acotar que River mejoró algo con el ingreso del pibe Lanzini, quien obligó en alguna jugada al relajado Estudiantes de La Plata que sólo quería que se consumieran los minutos.  

O por algun gol de Huracán en Liniers porque Vélez habia pasado a ganar con gol de Cristaldo y las posiciones seguían sin variar. Pero esto no se dio porque los de Gareca estiraron cifras otra vez con Cristaldo.

En definitiva, fue sorprendente el resultado del Monumental, al menos para nosotros. Y no porque Estudiantes (o cualquiera) no le pueda ganar a River. Sorprendió la forma en como se dio todo.

No olvidar que Estudiantes llegaba medio atado con alambres sin Verón y Pérez (un detalle no menor) y River venía en levantada. Además estaba invicto de local. Esto es el fútbol y una vez más dejó a más de uno descolado. Lo sabemos también.

Se le hizo muy fácil a Estudiantes este partido. No debemos olvidar que cuando se jugaban 15 minutos del segundo tiempo, ya ganaba 4-0 y contaba con un jugador de más. Increíblemente, Sabella, empezó en este momento a cuidar jugadores para la final con Arsenal en el último partido.

¿Quién podía predecir este escenario cuando recién se comenzaba  a jugar el complemento?. ¿O hay que pensar mal por la amistad que une a Passarella con Sabella y el Negro López?.

No pretendemos ser semilla de maldad pero la verdad, es lo que pensamos. Estudiantes en los últimos tiempos no le ganó a nadie con tanta facilidad y si bien River no es una maravilla, había mejorado su nivel considerablemente. En fin. Así las cosas.

Estudiantes quedó cerca del título y si existió algo de este pensamiento sobre River, allá ellos. No podemos mentir y negar lo que pensamos. Sólo aclarar porque corresponde, de que es sólo una presunción y NO una información.

Todo sigue igual en el fútbol argentino de elite. Por ahora, hay que esperar hasta el domingo para conocer las novedades.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario