COCA-COLA, MC DONALD'S Y BUDWEISER

TERAPIAS SALUDABLES

NUEVO ESTUDIO

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

PÉRDIDA DE PESO

ADELGAZAR

CEREBRO SANO

SALUD MENTAL

ERRORES

DESCANSO

En el fútbol profesional argentino alguna vez la cervecería Quilmes patrocinó en forma simultánea las camisetas de River Plate y Boca Juniors, y también Velez Sarfield.

River Plate también tuvo en su camiseta a Budweiser.

El deporte financiado por el alcohol es un tema muy controversial, inadmisible pero tolerado durante años pero los tiempos han cambiado y hay muchos jugadores que se atreven a desafiar la hipocresía a que apelan los dirigentes.

Ashlee Vance reveló en Bloomberg BusinessWeek:

"Hace un par de años, (Bryan) Johnson y yo abordamos su jet privado y volamos desde California a Golden, Colorado. Johnson, que tiene una licencia de piloto, manejó los despegues y aterrizajes, pero dejó el resto a un profesional. Estábamos en Colorado para visitar una clínica de salud y bienestar dirigida por el gurú médico Terry Grossman y hacer algunos procedimientos para mejorar nuestros cuerpos y mentes.

Existe una regla general: si desea perder peso, simplemente reduzca los carbohidratos y aumente las proteínas. Sin embargo, un nuevo estudio revolucionario realizado por un equipo de investigadores de metabolismo y endocrinología ha llevado al descubrimiento de otro aspecto de la dieta que, como dicen los científicos, "tuvo el efecto más potente" en la aceleración del metabolismo. 

Si bien no es nada nuevo, el snack entre comidas va en aumento. De 2015 a 2020, los estadounidenses pasaron de tener 505 ocasiones de bocadillos por persona cada año a 530, según un informe reciente sobre los patrones de alimentación.

Y según una encuesta realizada por Pollock Communications y Today's Dietitian, el 78 por ciento de los nutricionistas  registrados que respondieron dijeron que se están alejando de un enfoque de tres comidas al día a uno que incluya colaciones más regulares.

Busque en Google "los mejores alimentos para bajar de peso" y obtendrá 48 millones de opiniones diferentes. Pero sabemos que no se trata de lo que encuentra en línea, se trata de lo que realmente lo hace en su plato.

Cuando se dirige al supermercado, puede ser difícil mantenerse alejado de ciertas golosinas a lo largo de los pasillos. Conoce las opciones tentadoras de las que estamos hablando: papa fritas, salsas, galletitas y más. Es como si los alimentos envasados ​​estuvieran mirando, diciendo: "Cómpreme", ¿verdad?

Sin embargo, si está buscando perder peso, especialmente en la región abdominal (que tiende a ser el tipo más obstinado), debe eliminar varios snacks comunes. Junto con cualquier alimento alto en carbohidratos, alto contenido de azúcar y, por supuesto, alto en calorías.

Su taza diaria de café puede estar ayudándolo más de lo que cree; de ​​hecho, está reparando partes de su ADN rotas que son esenciales para el aprendizaje. Aparentemente, cada vez que aprende algo nuevo, las células de su cerebro rompen su ADN, creando un daño que las neuronas deben reparar de inmediato, según Li-Huei Tsai, profesor de neurociencia y director del Instituto Picower para el Aprendizaje y la Memoria en MIT.

Lo hemos estudiado durante décadas, pero el estrés y lo malo (o bueno) que podría ser para nosotros nunca ha sido más relevante. Si podemos encontrar con éxito nuestro punto ideal entre el estrés, la tensión y un estiramiento saludable de nuestras capacidades, esto puede ser útil para desarrollar la resiliencia y controlar el estrés en el futuro a medida que ingresemos a la siguiente fase de la pandemia.

¿Qué es el estrés?

¿Está intentando perder peso? entonces llegó el momento de desterrar algunos mitos, revisar qué estás haciendo para adelgazar y asumir buenos hábitos para eliminar esos kilos extra. Toma en cuenta que, existen algunas malas prácticas que se han hecho populares, pero que no son sanas, ni tampoco te ayudan a reducir esos centímetros de cintura. Estos son los errores más frecuentes que cometemos:

 

1. No elegir alimentos saciantes

La cantidad promedio de sueño ha pasado de 8 horas en la década de 1960 a 6,5 ​​horas en la actualidad, y hasta el 30 por ciento de los estadounidenses de mediana edad informan menos de 6 horas de sueño cada noche. La gente no se da cuenta de que mientras nuestras mentes descansan cuando dormimos, nuestros cuerpos continúan su interminable trabajo de tratar de mantenernos equilibrados y saludables.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario