Area X
Llevando hacia arriba lo que está abajo


Conspiraciones

27 agosto, 2014
 

HAARP del futuro: Las antenas fractales chinas y el Proyecto Meridian

A Rare Colorful Cloud

Los habitantes de Wanning Ciry, al sur de China, recibieron un sublime regalo de parte de la naturaleza. Se trata de un extraño fenómeno óptico que resulta de la refracción de luz sobre cristales de hielo contenidos en las nubes, lo cual produce una especie de arcoiris flotante. La iridiscente entidad, que constituye uno más de los exquisitos caprichos estéticos de la retórica natural, fue captada por un niño mientras pescaba y termino por maravillar a miles de personas que pudieron apreciar esta especie de angelical aeronave.

En el ámbito de los conspiracionistas no ha faltado la voz que asegurara que esa visión respondería a la acción del HAARP de USA, aquel supuesto programa secreto de USA que consiste en conjunto de antenas que irradian ondas electromagnéticas que afectan a la ionósfera para producir determinados efectos en la superficie terrestre. En varias ocasiones se han visto fenómenos en el cielo momentos antes de grandes terremotos,lo que ha alimentado estas teorías.

El proyecto HAARP tiene su homólogo en Rusia, con el proyecto SURA. Aunque los gobiernos ruso y estadounidense niegan todas las especulaciones, ambos proyectos formarían parte de una guerra de geoingeniería encubierta, que podría estar detrás del creciente fenómeno del cambio climático. es decir, si bien el calentamiento global parece ser una realidad medible, el cambio del clima en ciertas áreas del planeta podría estar siendo producido por las cnstantes manipulaciones climáticas de estos proyectos.

Y como si la acción de rusos y estadounidenses fuera poco, a ellos viene a sumarse China, con su Proyecto Meridian.

El Proyecto Meridian, cuyo nombre completo (traducido al inglés) es Meridian Space Weather Monitoring Project, tiene como objetivo la monitorización de los cambios en la meteorología, así como tratar de comprender las causas de las catástrofes naturales. En la propia página web del proyecto se afirma que la infraestructura está compuesta por un total de 15 estaciones ubicadas a lo largo de la longitud 120º Este, y la latitud de 30º Norte.

Sin embargo, una vez que se revisan los artilugios que están utilizando para este propósito, tales como radares de alta frecuencia, ionosondas o magnetómetros, son muchos los que piensan que todo esto no se está utilizando para los fines que se aseguran.

Aun así, hay que tener en cuenta que las instalaciones reconocidas por China para llevar a cabo su proyecto Meridian, el cual, dicho sea de paso, se supone finalizó en 2009, distan varios cientos de kilómetros de estas estructuras que se han dejado ver recientemente. Aun así, y tratando de buscar alguna explicación lo más racional posible, se puede pensar que puede ser algún tipo de ampliación del proyecto Meridian.

Las denuncias acerca de que China posee su propio programa de armas geotérmicas como HAARP y SURA ha sido denunciado con anterioridad sin lograr mayores repercusiones

Es en este marco donde una serie de antenas de un diseño diferente al convencional llaman la atención de algunos investigadores, que no dudan en denominarlas como una especie de “HAARP de última generación”.

Un diseño relativamente nuevo de antenas (usado normalmente en los teléfonos celulares) podría ser el sistema que usan los chinos para su propio programa de modificación climática. Las extrañas formas de sus conductores están diseñados por computadoras y normalmente pueden irradiar señales sobre una amplia gama de frecuencias, en lugar de uno sólo.

Un pionero en este campo es Nathan Cohen, el inventor y titular de la patente de antenas fractales. Nathan tuvo su momento de “tubería de drenaje” cuando él fabricó una antena de tiras de aluminio utilizando un patrón fractal para esconderlo de su propietario, que prohibía antenas en su propiedad. A Cohen le sorprendió que funciona en todo, incluso él pudo comunicarse correctamente con otro operador “radiofacionado” en la banda de 2 metros.

a idea floreció y hoy en día, los sistemas de antena fractal son la vanguardia de los sistemas de comunicación radiante. Y esto nos lleva a HAARP — o “calentadores de la Ionosfera” como HAARP.

Aquellos familiarizados con la “tecnología oscura” como HAARP están acostumbrados a ver granjas de antenas de tamaño de campos de fútbol con cientos de Torres y dipolos de aluminio. Pero eso es una época del pasado.

Fotos satelitales de extrañas instalaciones en China muestran lo que podría ser una serie de gigantescas antenas de esta clase ubicadas en zonas aisladas del gigante asiático.

Al principio se puede pensar que el sitio es una pista de aterrizaje. Quizás fue diseñado para parecer de esa manera, pero algunos pilotos profesionales que revisaron estas fotos han notado varias rarezas que aparecerían desalentar esa suposición. No existen luces deaproximación, ni hay huellas de ruedas impresas sobre la pista — y la pista en si es demasiado pequeña, con muchos obstáculos como para permitir que un avión no tripulado pueda aterrizar aquí.

Luego están esas formas curiosas en los “brazos” de la estructura. Son extrañamente simétricos, como los nuevos diseños de antenas. Según Nathan Cohen:

“Lo que son es dos bandas de tres arreglos para dos bandas separadas y una banda de dos arreglos para otro. Tu no puedes decir las frecuencias operativas desde la distancia. Los paneles emiten muchas longitudes de onda, pero no sabemos cuántas. Es una arreglos de granjas de antena multibanda con arreglos de paneles planas. Si supiésemos las frecuencias operativas podría decirte la ganancia. No es un Arecibo pero aún no está mal mi conjetura. Podría ser una imagen de radar para los satélites de vigilancia”.

La zona circundante no revela fuentes de alimentación para el complejo, pero no hay razón suficiente para creer que las obras están ocultas bajo tierra. El poblado más cercano se llama “Jiefang” (Liberación) “Kan’erjing” (cavernas subterráneas).

La idea de la alta ganancia, el corte de los bordes de estas antenas, apuntando hacia la ionosfera, parece dar a entender que esta instalación está diseñada para un propósito similar a la instalación HAARP de Alaska. No es una exageración. China tiene numerosas y sorprendentes cosas que pueden verse al estudiar Google Earth. Existen ciudades — enormes y tan modernas que ellos parecen salido de Star Trek — que están todas vacías y lejanas de cualquier otra civilización. Hay miles de millas cuadradas de generadores eólicos, y patrones extraños en su Área-51 que fue informado hace algún tiempo.